Sal de Santa Pola, calida certificada

08-10-2018

Sal de Santa Pola, calida certificada

PUBLIRREPORTAJE

PUBLIRREPORTAJE. A unos pocos centenares de metros de las urbanizaciones en las que el hormigón y el asfalto se han apropiado del territorio en nombre del turismo residencial, resiste, irreductible, el Parque Natural de La Mata-Torrevieja. Hoy es uno de los pocos vestigios del interminable humedal costero que hace muchas décadas ocupaba esta franja de territorio entre Santa Pola y La Manga del Mar Menor.

Declarado de importancia internacional desde principios de los años 70 del siglo pasado, las lagunas saladas de La Mata y Torrevieja fueron acumulando figuras de protección: humedal Ramsar y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Parque Natural. Este paraje históricamente frecuentado por guardamarencos y torrevejenses, donde lo mismo pescaban que se bañaban, cuenta ahora con microrreservas de flora y fauna. Desde esos primeros momentos, este espacio natural ha ido preservándose de la destrucción frente al predador urbanismo que lo ha cercado pero que no ha conseguido acabar con sus principales valores.

Hoy, con un centro de visitantes instalado en la antigua casa forestal y atendido diligentemente por amable e instruido personal, este interesante paraje es visitado anualmente por más de 16.000 personas, en su mayoría turistas extranjeros.

La ruta de hoy comienza junto a El Acequión, el canal que alimenta desde el mar la laguna de La Mata, una masa de agua salina que se precalienta para luego pasar a la laguna rosa de Torrevieja, donde se cosechan hasta 800.000 toneladas al año de sal, la mayoría de ellas destinadas a la exportación, con destino a Estados Unidos y la Unión Europea principalmente.

Siguiendo en paralelo al canal, acompañado por el rumor de las aguas que penetran con fuerza solo por efecto de la gravedad, pasarán junto a enormes pinos y eucaliptos bajo los que han construido sus madrigueras las abundantísimas liebres -no hay más que caminar junto a los matorrales para verlas salir de estampida-. El recorrido discurre entre la agreste vegetación halófita y termómediterránea del parque y las frondosas y aromáticas higueras de las que nacen las deliciosas brevas de la variedad Colar, en pequeños huertos que desde la junta rectora del parque se promueven para contribuir a la conservación y al desarrollo sostenible de la zona.

Conforme se acercan a la laguna -una valla de madera trata de impedir que el tránsito de senderistas y cicloturistas perturbe a la fauna-, el suelo se hace arenoso y el caminar más lento y difícil.

Siguiendo el itinerario, escondido entre enormes árboles, podrán acceder al observatorio 'Cigüeñuela'. Allí, armados con enormes y carísimos teleobjetivos, prismáticos y telescopios terrestres, es fácil encontrar a los turistas ornitológicos en busca de los más 'raros' trofeos fotográficos. No en vano, esta laguna litoral es territorio colonizado por las aves, de las que se pueden encontrar hasta cien especies distintas a lo largo del año, de nidificantes a invernantes, pasando por aquellas que solo hacen parada de postas en este espacio, de camino al destino final en sus rutas migratorias.

Una de las joyas aviares de este Parque Natural es la gaviota de Audouin, de las que ha llegado a reunir más de 4.000 parejas, alejando, al menos por el momento, el fantasma de su extinción. Otro de los tesoros alados de este parque es el aguilucho cenizo, donde hay censadas 10 parejas nidificantes para las que se creó en 2004 una microrreserva en la orilla noroeste de la laguna que impide, actualmente, darle la vuelta completa. El tarro blanco (125 parejas), la gaviota picofina, el charrancito, el charrán común, el majestuoso y rosado flamenco o el gracioso y ágil correlimos son otras de las especies que se pueden observar y fotografiar en este ecosistema hipersalino, en el que se alimentan de 'Artemia salina' -un diminuto crustáceo que da el tono rosáceo a la laguna de Torrevieja y a las plumas de los flamencos-, de larvas de mosquitos y de mosquitos mismos.

Tras disfrutar de la banda sonora sin fin y la puesta en escena aviar en el más absoluto de los silencios, deben seguir por el camino, junto a unos viñedos en los que se cultiva la uva Moscatel y Meseguera y cuyos pies sobrevivieron a la plaga de la filoxera. El camino se interna luego, por una pasarela de madera, bajo una arboleda con pinos piñoneros y carrascos y eucaliptos, en la que corren como locas las ardillas y se acercan, temerarias, a las mesas ocupadas para ver si consiguen merienda. Junto a la pinada hay otro observatorio, 'El Altillo', desde el que se tiene una vista amplia de toda la laguna. El itinerario continúa hasta un nuevo observatorio 'El Zampullín', un punto especialmente destinado a la observación de esta ave en el que es su principal punto de invernada de la península. Si desean ver las dos lagunas a un tiempo, deberán subir a La Loma y luego regresar por donde vinieron.

Antes de alejarse de la zona, no duden en acercarse a la playa de Les Ortigues, justo en el límite con La Mata. El canal por el que se llena la laguna, El Acequión, marca la linde de los dos municipios. Aprovechen para darse un refrescante baño en la inmensa playa guardamarenca (casi un kilómetro de longitud) y un paseo junto al sistema de dunas que la precede, un espacio protegido aunque bastante deteriorado en las últimas décadas.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Solana de Mayorazgo Crianza 2008
Solana de Mayorazgo Crianza 2008

BODEGAS GUARDIOLA Avda. de Murcia, s/n 30520 Jumilla (Murcia) Telef. 968 781 711 Fax. 968 781 030 www.bodegasguardiola.com info@bodegasguardiola.com

(+) Más catas de vinos.