Cocina de altos vuelos

Cocina de altos vuelos

Pedro Duque comiendo una manzana

Quejarse de la comida en los aviones siempre ha sido un clásico desde que el hombre decidió imitar a los pájaros y meterse en un.ingenio mucho más pesado que el aire y que, sin embargo se sostiene. (casi siempre). La cosa ha mejorado últimamente –en clase vip naturalmente, que al apremio de las compañías de bajo coste ha hecho que empiecen a verse las tarteras en clase turista– con el asesoramiento de los grandes cocineros del momento, que es que están en todas.

Y como están en todo, pues también están en la investigación sobre la comida de los astronautas, que éstos si que tienen de qué quejar se los pobres. Bien es verdad que no les dan zumo de naranja, (ah¡, aquél sumo de naranja de Iberia), pero no hacen vida con la comida. Entre que quien piensa en ella suele ser estadounidense o anglosajón en general, y que se la tienen que comer en el espacio, están más que hartos de porquerías.....

El astronauta español Pedro Duque ha destacado el importante papel sicológico de la comida en los astronautas, que necesitan continuar teniendo referencias de la tierra cuando están en órbita.. Y como no hay manera de llevarse allí arriba una buena fabada (entre sus efectos secundarios serían terribles en tan reducido espacio), pues la NASA está estudiando el tema. Duque asegura que es importantísimo que se aumente la variedad de platos, que habitual mente son estadounidenses y rusos, (entre los que las gambas liofilizadas con una salsa cóctel a las que luego se le añade agua caliente con una jeringuilla es el que más aceptación tiene), con comidas europeas y japonesas. Pues sí, mejoraría bastante la cosa.

El problema es que los procesos a los que hay que someter a esos platos es tal que un cocinero no vería reconocida su creación original. Además, debido a la ingravidez la comida se debe poder consumir sin crear demasiados problemas, pues, por ejemplo, unos guisantes secos se suspenderían en el espacio y el comensal tendría que ir tras ellos para poder engullirlos.

Pues imagínense con una paella. En fin, que si quieren duisfrutar de la comida, mejor que no se hagan astronautas.

RECETAS

Cabra al horno con patatas panadera

Cabra al horno con patatas panaderaTenemos que empezar con las patatas que serán el ingrediente que más tiempo nos lleve. Para ello, las pelamos y las cortamos en rodajas de medio cm de grosor las ponemos en una fuente resistente al horno, salpimentadas y casi cubiertas de aceite. Tapamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

La lumbre

La lumbreEl primer homínido que se encontró con el fuego –probablemente de forma accidental, por la acción de un rayo– se quemó. Y el primero que puso un trozo de carne (que no fuera la suya) a la acción del fuego, descubrió la cocina. Se dice que el primer asado ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Cabra roja

Cabra rojaLa cabra o cabrilla es un pescado es un pescado sabroso de carne dura y nacarada que suele confundirse con el cabracho, aunque éste es mucho más apreciado gastronómicamente. Un inconveniente es que tiene muchas espinas, aunque están dispuestas en zonas ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Olivares Dulce Monastrell 2000
Olivares Dulce Monastrell 2000

Bodegas Olivares, SL Vereda Real, s/n Jumilla Tf. 968 780 180 Fax. 968 756 474 e-mail: Bodolivares@eresmas.com

(+) Más catas de vinos.