La dictadura roja

La dictadura roja

Presentación de la Guía Michelín 2006 de Nueva York, en el Museo Guggenheim de la ciudad / LV

Sus calificaciones hunden o ensalzan negocios, disparan o entierran carreras profesionales; los chefs de medio mundo tiemblan ante la visita de sus enviados, su publicación anual es esperada con aprensión y ansiedad, los hay que, hartos de la dependencia de sus dicta dos han cerrado su súper restaurante y han abierto una modesta brasserie, –caso del gran chef Alain Senderens– y hay quien se ha quitado la vida, incapaz de soportar la pérdida de sus favores –Bernard Loiseau se pegó un tiro por esa razón–.

La dictadura de las guías gastronómicas está condicionando las tendencias en la cocina moderna, que presionada para responder más a los críticos, inspectores y a otras gentes del propio oficio que a los comensales, se está convirtiendo en una actividad endogámica. Y de paso ha tirado hacia arriba de los precios hasta llegar a niveles estra tosféricos.

Y entre todas ellas, la Guía Michelín, el libro rojo de la cocina, hecho desde, por y para la cocina francesa, cuyo chauvinismo en el reparto de sus famosas estrellas ha quedado patente en muchas ocasiones. La guía Michelin fue creada en el año 1900 por André Michelin y ya era en ese momento una guía publicitaria, ofrecida con la compra de neumáticos. Francia contaba entonces con 2.400 conductores, y la guía tenía información valiosa para aquellos locos con sus viejos cacharros: lista de los mecánicos, los médicos, planos de algunas ciu dades y lista de las curiosidades. Es a partir de 1920 cuando se empieza a vender la guía y aparecen en él los restaurantes.

Muchos guisos se han hecho desde entonces y en este tiempo, el libri to rojo más que una guía útil para el consumidor de restaurantes ha devenido en una espada de Damocles para Chefs y cocineros. Y es que se dice que la pérdida de una de sus famosas estrellas supone una caída financiera del negocio de un 25%, amén del golpe moral que ello supone para egos tan cultivados.

La vanidad y el dinero son dos fuertes motores.

RECETAS

Pluma ibérica con chalotas

Pluma ibérica con chalotasLimpiamos las plumas del exceso de grasa y salpimentamos, lavamos bien las patatas y las cortamos con su piel en rodajas de 1/2 cm. Las ponemos a confitar en abundante aceite sin que borbotee. Cuando estén blandas las retiramos a una fuente sobre papel ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Legumbres: asustar o no asustar

Legumbres: asustar o no asustarEsa es la cuestión. De toda la vida se ha dicho que hay que ‘asustarlas’, es decir, cortar la cocción un par de veces al principio, para evitar que sean flatulentas, o que la piel se encalle. Bueno, pues dicen los expertos que si uno quiere asustarlas, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
JUAN GIL MOSCATEL SECO 2011
JUAN GIL MOSCATEL SECO 2011

Bodegas Juan Gil Paraje de la Aragona, Ctra. de Fuentealamo 30520 Jumilla (Murcia) GPS: NORTE 38º 33´ 47´´ OESTE 1º 21´ 1´´ Teléf. 968 435 022 Fax. 968 716 051 info@juangil.es www.juangil.es ...

(+) Más catas de vinos.