A la carta

A la carta

Somos como comemos. No hay duda de la certeza de este aserto. Por eso, quizá la atención que los historiadores prestan a esta actividad concreta de las civilizaciones humanas no haya sido suficiente. Y por eso quizá llamen tanto la atención las iniciativas que se toman en este sentido. Como la de la gastrónoma Belén Laguía que se ha pasado media vida recogiendo cartas y menús antiguos, con resultados muy curiosos. La pieza más antigua que se expone es el menú que se sirvió con motivo de la inauguración del Canal de Suez, en 1866, evento en el que se ofrecieron entre cuarenta y sesenta platos distintos.
Pero hace apenas 26 años, había cartas en Madrid que ofrecían «vino de pellejo», que es como se llamaba entonces la sangría. Frente a las ínfulas aristocráticas de los cocineros de la realeza, la Corona española fue una de las primeras que incorporó a su dieta el popular gazpacho. No obstante, en los años veinte del siglo pasado los Borbones optaron por redactar los menús en francés, por considerarlo más distinguido. Hasta el mandato de Bill Clinton, las cartas de comidas de la Casa Blanca se escribían en francés». Luego llego Bush, todo un intelectual, y se enfadó mucho con Chirac, así que eliminó los menús en francés.
.Nuestra Guerra Civil también está representada en los nombres de los platos.- Cuando las tropas nacionales conquistaron Zamora y Villarreal, se echaron a la andorga una «sopa estilo Mussolini» y una «tortilla a lo Führer, al tiempo que remataron el banquete con unos cigarros «Flechas y Pelayos» y un café de «La Gloriosa Legión». No está documentado que se tomaran una copa de «Tizona»
..Por cierto que no parece que el Generalísimo fuera precisamente un gourmet, a juzgar por uno de los menús que se conservan. Patatas guisadas, huevos fritos con patatas y bacon, escalope a la milanesa y suflé de chocolate era una de las comidas habituales del dictador. Tipo rancho cuartelero, vaya. Gustos sencillos para un pensamiento sencillo: conmigo o...te fusilo.

RECETAS

Costillas asadas al vino tinto

Costillas asadas al vino tintoNecesitaremos paciencia para disfrutar de este plato. Untamos las costillas con la manteca de cerdo y la salpimentamos. La ponemos en una fuente honda con el vino tinto, la cebolla, la cabeza de ajos, el laurel, el apio (nos guardamos las hojas más tiernas) ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

A la carta

A la cartaSomos como comemos. No hay duda de la certeza de este aserto. Por eso, quizá la atención que los historiadores prestan a esta actividad concreta de las civilizaciones humanas no haya sido suficiente. Y por eso quizá llamen tanto la atención las iniciativas ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Sobras de asado

Sobras de asadoSi nos sobra algo del asado, podemos guardarlo y consumirlo tanto en frío (salen unos sandwiches magníficos) como en caliente. pero para ello es importante envolverlo en papel de aluminio para impedir que se seque. Y siempre sacarlo del frigorífico al ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.

HACIENDA PINARES Monastrell Dulce 2007
HACIENDA PINARES Monastrell Dulce 2007

Bodega Hacienda Pinares c/ San Juan Bautista, 18 02500 Tobarra ( Albacete) telf.: 967 327 174 móvil 609 108 393

(+) Más catas de vinos.