Con un par

Con un par

Quintaesencia de la cocina de aprovechamiento, referencia generalizada de nuestras infancias, recurso de emergencia del single, tabla de salvación del resacoso, la humilde, simple, pero versátil, sabrosa y nutritiva tortilla –un par de huevos y unas gotas de aceite, sal si se quiere– junto a su antecedente inmediato, el revuelto, sigue reinando de mil y una maneras en las cocinas domésticas, por obra y gracia de nuestras queridas amigas, las gallinas. La tortilla ¿francesa? Vayamos por partes. La famosa ‘omelette’, la tortilla francesa, ya existía en los recetarios monacales de la península esquilmados por los ejércitos napoleónicos en 1808, con el nombre de ‘tortilla cartujana’. Según otra versión –que podría estar emparentada– al parecer algunos habitantes de Cádiz, durante el asedio francés de 1810, ante la falta de patatas quisieron recordar uno de sus platos preferidos, la tortilla de patatas, así que cuajaron la tortilla simplemente con huevos. Desde entonces fue conocida por la población como «la tortilla de cuando los franceses. Es curioso, pero las dos tortillas más populares en España están relacionadas con acontecimientos bélicos. Porque la llamada tortilla española, según los estudiosos, fue una idea de la mujer del carlista Tomás de Zumalacárregui a mitad del siglo XIX. La mujer, llamada Pancracia, aconsejó un día a su marido que para alimentar a las tropas cubriera con huevo las sobras y de ahí surgió un pastel salado que los soldados devoraron. De ahí a utilizar como relleno del huevo cuajado la baratísima patata, un paso. Pero hoy hablamos de la tortilla sin mas. Uno tiene incrustado en la cabeza como uno de los sonidos de su infancia en un barrio popular, el batir del tenedor contra el plato de duralex, anticipando la hora de la cena. Desde esa humilde tortilla, hemos llegado a las mil y una posibilidades de los revueltos: huevos cuajados.. con cualquier cosa. Uno de los clásicos es nuestro zarangollo, sin ir más lejos. Pero he llegado a escuchar, en un paroxismo culinario terminal, tortillas de nocilla… ¡y de Cola Cao! Hay gente pa tó.

RECETAS

Lasaña de berenjenas y manitas

Lasaña de berenjenas  y manitasA las manitas: olla exprés al canto con todos los ingredientes, añadimos el agua, sin que llegue a cubrir, tapamos y cuando empiece a sonar la válvula de seguridad contamos 45-50 minutos. Dejamos templar, deshuesamos y picamos. Cortamos las berenjenas ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Rellenos de lasaña

Rellenos de lasañaLas posibilidades para el relleno o farsa de una lasaña son infinitas: el límite es la imaginación del cocinero: desde rellenos de diferentes carnes, de pescados y mariscos, de verduras y setas y hongos... hasta la idea de la lasaña como cocina de aprovechamiento, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Casa de la Ermita tinto joven 2001
Casa de la Ermita tinto joven 2001

Casa de la Ermita Paraje El Carche. Jumilla

(+) Más catas de vinos.