De libros y comidas

De libros y comidas

Me permito aquí fusilar directamente -al menos yo lo reconozco ¡que demonios! y no como otros que al fusilamiento llaman glosa- pero eso sí, devotamente, el discurso de recepción de la Academia de Gastronomía de Alberto Fernandez de Salamca y Saánz de Vizmanos, sucedido el 31 de marzo de 1987, en el que hace un recorrido por la historia de los libros sobre arte culinario.

Dice don Alberto que el responsable de la introducción en la literatura de la gastronomía fue un dieciochesco poeta -francés desde luego- llamado Joseph Berchoux del que se prodía decir que si sus recetas fueron como sus poemas, en realidad lo que descubrió fue la comida basura. Quizá barruntando algo de esto escribió el gabacho: «gracias dad a mi musa, que se alaba/ de ceder sus bellezas al talento/ de ser gastronomista/ comerás como un artista/ bien que es comer de poco fundamento».

Más de fiar y mejor acomodado a los rigores que atravesamos me parece a mi la del cocinero y fraile aragonés Juan de Altimiras quien, tambien en del XVIII, en el prólogo de su manual señala que está dirigido «principalmente a gentes de economia, pues lo calamitoso de los tiempos no permite desperdicios». Un visionario, vaya.

Seguramente, el cartagenero Arturo Pérez Reverte conozca la obra 'Diccionario de cocina', de Alejandro Dumas quien, a lo que se ve, alternaba en su mundo literario floretes y tenedores. A decir de los expertos, con más fortuna en el primero de los casos. Especialmente curiosa es la obra 'El Rodaballo de Gunter Grass', en la que el teleósteo animal se convierte en narrador en primera persona de todas las calamidades que padecen sus congéneres en los fogones: «Estofareis en vino blanco a mis semejantes, les añadiréis alcaparras, les rodeareis de gelatina».

Y de postre regalemos el paladar con un retazo de fervor patrio. Según la Guía del Buen Comer Español, escrita en 1929 por Dioniso Pérez, cuando los soldados de Napoleón saquearon la biblioteca del Monasterio de Alcántara en 1807, se llevaron consigo el recetario de cocina que durante siglos los monjes habían recopilado. Asegura don Dionisio que el gran cocinero francés Escoffier sentenció: «Fue el mejor trofeo, la única cosa ventajosa que consiguió Francia de aquella guerra». En este recetario aparecía un plato que se considera de origen francés: el consomé..

RECETAS

Costillas asadas con mostaza, miel y ron

Costillas asadas con mostaza, miel y ronSalpimentamos y espolvoreamos de romero y orégano las costillas cortadas en dos trozos. Regamos con aceite, manoseamos, tapamos y reservamos. Mezclamos el ron la miel, la mostaza y el ketchup con un poco de aceite y embadurnamos la carne con esta mezcla ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

El gen tragón

El gen tragónBueno, pues nada, que ya estamos como todos los años en enero, palpándonos las mollas delante del espejo, consecuencia de las cuchipandas navideñas, y prometiéndonos, una vez más, remediarlo sin falta. ¡Ja! Y el asunto no va exclusivamente de pequeños ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Salsas con los asados

Salsas con los asadosUna vez hecho el asado de carne se suele acompañar de salsas elaboradas aparte que pueden ser muy variadas: desde la clásica y compleja barbacoa, al mojo picón, pasando por la Gloucester (mahonesa, crema agria, perry’s, eneldo y zumo de limón), de oporto ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Canalizo Syrah Crianza 2000
Canalizo Syrah Crianza 2000

Bodegas Agapito Rico, S.L. Casas de la Hoya, s/n. “El Carche” Jumilla Tf. 968 43 51 37 Fax. 968 43 55 09 e-mail: carchelo@interbook.net

(+) Más catas de vinos.