Fast... casual

Fast... casual

En el origen era... la ‘fast food’, la comida rápida, que en su versión contemporánea terminó llamándose ‘trash food’, es decir, comida basura. Una desgraciada confusión que llevó, durante muchos años a identificar una con la otra, lo cual es una injusticia histórica para la comida rápida, que existe desde el mundo clásico. En Roma, en la india antigua ya se servía comida en puestos callejeros para consumir en el momento. O sea que esa imagen del brocker neoyorkino haciendo un descanso en su tarea de hundir famas y haciendas y engullendo un perrito caliente en un banco de la Gran Manzana no tiene nada de moderno. Ni de sano. De hecho, a la vista de los índices de obesidad de Estados Unidos, habría que denominarla ‘fat food’. Hace unos años, para romper con esa identificación, grandes chefs en diferentes partes del mundo, entre ellos nuestro Ferrán Adriá, se inventaron la ‘fast good’, la buena comida rápida; es decir, preparaciones que se podían consumir con rapidez, de manera informal y en plena calle, pero elaborados con productos de alta calidad y con las técnicas propias de la cocina de vanguardia, tendencia también llamada ‘fast gourmet’ (ya se sabe que si no se pone nombre a una cosa, esta no existe). Y ahora ha aparecido otro concepto: el ‘fast casual’. Este tipo de establecimientos, generalmente franquicias, pretenden diferenciarse de los tracidionales McDonald´s y Burger King utilizando una estética más cuidada y comida más saludable (?). Teóricamente Está basado en platos precocinados “con productos muy frescos y similares a la gastronomía mediterránea”. A ver, aquí encontramos varias contradicciones: alimentos saludables no casa muy bien con alimentos preparados; productos frescos, no cuadra con platos precocinados; y lo de similares a la gastronomía mediterránea, será algo... casual, porque una de las claves de la dieta mediterránea es dedicarle a la comida un mínimo de una hora sentados a una mesa. Casa cosa en su sitio.

RECETAS

Arroz con secreto y boletus

Arroz con secreto y boletusCortamos el secreto en pequeños escalopines. Ponemos una tartera o cazuela baja al fuego (será en arroz meloso) con un chorro de aceite u doramos la carne a fuego fuerte. Retiramos y e ese aceite pochamos el ajo, inmediatamente después la cebolla, bien ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Cafeteras

CafeterasPues no, no es a Juan Valdés al que los cafeteros de este mundo le debemos el poder disfrutar de tan benéfico, estimulante y social brebaje. Porque, a ver, ¿qué hacemos con el café si no tenemos cafetera? Pues tan prodigioso invento se lo debemos al farmacéutico ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Arroz en cazuela de barro

Arroz en cazuela de barroSi hacemos un arroz en cazuela de barro, por ejemplo, un arroz terminado en el horno, no deberemos dejarlo reposar. El barro es un material que acumula mucho calor, por lo que seguiría produciéndose la cocción de los granos durante el tiempo del reposado. ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Viña Honda Tinto 2001
Viña Honda Tinto 2001

Silvano García Avda. de Murcia, 29 Jumilla

(+) Más catas de vinos.