Caducidad

Caducidad

Conservas / LV

Al final, el gran dilema de la humanidad, la cuestión con mayúsculas, que desde que los homínidos se hicieron conscientes de sí mismos ha venido condicionando su travesía por este valle de lágrimas, el nudo gordiano de nuestra existencia, el Aleph de nuestra esencia humana es... la fecha de caducidad. Si señores. Nuestras almas o nuestras psiques (según versiones) tienen una fecha de caducidad que está condicionada por el envase; o sea por nuestro cuerpo serrano. Al final, todo se reduce a las características del tuperware corporal, que da... hasta lo que da.

Y lo mismo ocurre con el acto de superviviencia por antonomasia de cualquier especie: el comer. La historia de las civilizaciones humanas es la historia de sus esfuerzos por conservar los excedentes de comida para proveerse de reservas que las liberen de los avatares de la naturaleza. Los salazones, los escabeches, las curaciones, las congelaciones son métodos de conservación primitivos. La lata de conserva se inventó en 1800 (pero el abrelatas ¡tardó medio siglo!); el tuppeerware en 1945... pero queremos más.

La sociedad industrializada e informatizada necesita incrementar la fecha de caducidad y eso requiere mejorar las características de los envases. Desarrollar nuevos envases activos que alarguen el periodo de vida útil de los alimentos, conservando sus propiedades organolépticas y nutritivas, es el objetivo esencial del proyecto encabezado por el Centro Tecnológico de la Conserva con sede en Murcia.

En la actualidad, los envases plásticos presentan aún una serie de problemas, bien por razones de resistencia mecánica o térmica, bien por la mala conservación del producto. Por tanto, lo que busca este proyecto es hacer posible la compatibilidad del plástico con estos alimentos y con los procesos habituales de la moderna conservación, como la esterilización térmica, las altas presiones, las atmósferas modificadas y la pasteurización.

El futuro inmediato: un envase con un chip que detecta el momento de la caducidad y advierte de ello. Ya lo dijo el poeta: nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar, que es el caducar... O algo así

RECETAS

Lasaña de berenjenas y manitas

Lasaña de berenjenas  y manitasA las manitas: olla exprés al canto con todos los ingredientes, añadimos el agua, sin que llegue a cubrir, tapamos y cuando empiece a sonar la válvula de seguridad contamos 45-50 minutos. Dejamos templar, deshuesamos y picamos. Cortamos las berenjenas ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Rellenos de lasaña

Rellenos de lasañaLas posibilidades para el relleno o farsa de una lasaña son infinitas: el límite es la imaginación del cocinero: desde rellenos de diferentes carnes, de pescados y mariscos, de verduras y setas y hongos... hasta la idea de la lasaña como cocina de aprovechamiento, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Casa de la Ermita tinto joven 2001
Casa de la Ermita tinto joven 2001

Casa de la Ermita Paraje El Carche. Jumilla

(+) Más catas de vinos.