¿Ciencia?

¿Ciencia?

Bajo la etiqueta de ‘científicos’ se publican cada año infinidad de estudios en todo el mundo, pero una parte de ellos, a tenor de sus conclusiones, no parecen merecer tal adjetivo. De hecho, existen, como saben, unos premios ‘anti-Nobel’, (los llamados Ig Nobel) dedicados a destacar los más insólitos y absurdos trabajos. Pues bien, el mundo de la comida, de la nutrición, de la gastronomía parece terreno abonado para estos dislates. Y no hablamos ya de aquellos trabajos que a lo largo de la historia nos han ido advirtiendo de los males sin cuento que se derramarían sobre nosotros si consumiéramos tal o cual producto, y que , años después quedaron obsoletos. Uno de los clásicos es el estudio realizado por unos científicos daneses que, tras observar que las mujeres que consumían alcohol se quedaban embarazadas con más frecuencia dedujeron... que el alcohol incrementa la fertilidad. Con un par. Un estudio del Instituto de Investigación Biomédica de Texas, en San Antonio y la Sociedad de la Obesidad (Obesity Society) estableció que la obesidad podría transmitirse a través del semen. Una investigación sobre el apetito de las personas, realizada a base de ofrecer a los voluntarios un plato de sopa sin fondo; un japonés que fotografió y analizó retrospectivamente cada comida consumida por él mismo durante ¡34 años! un equipo chino-canadiense que investigó lo que sucede en el cerebro de la gente cuando ve el rostro de Jesús… en una tostada, y un noruego que publicó un trabajo sobre el ‘Efecto de la cerveza, el ajo y la nata agria sobre el apetito de las sanguijuelas’ son otras pruebas de estas derivas. Y la guinda (con perdón). El premio Ig Nobel 2014 de nutrición se concedió a un grupo de investigadoras españolas que descubrieron que las heces de bebés pueden servir como cultivo de potencial alimento probiótico, con el que proponían fabricar salchichas nutritivas.
Pues miren, no, esto ya no. Salchichas de mierda de crío, como que no.

RECETAS

Cabra al horno con patatas panadera

Cabra al horno con patatas panaderaTenemos que empezar con las patatas que serán el ingrediente que más tiempo nos lleve. Para ello, las pelamos y las cortamos en rodajas de medio cm de grosor las ponemos en una fuente resistente al horno, salpimentadas y casi cubiertas de aceite. Tapamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

La lumbre

La lumbreEl primer homínido que se encontró con el fuego –probablemente de forma accidental, por la acción de un rayo– se quemó. Y el primero que puso un trozo de carne (que no fuera la suya) a la acción del fuego, descubrió la cocina. Se dice que el primer asado ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Cabra roja

Cabra rojaLa cabra o cabrilla es un pescado es un pescado sabroso de carne dura y nacarada que suele confundirse con el cabracho, aunque éste es mucho más apreciado gastronómicamente. Un inconveniente es que tiene muchas espinas, aunque están dispuestas en zonas ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.