Pedos de vaca

Pedos de vaca

Vacas

Comer carne acelera el cambio climático. ¿Qué?, ¿Cómo se les ha quedado el cuerpo?. Y la culpa de todo la tienen... los pedos de las vacas. Como se lo cuento.

En fin, ya sé que hablar de cuestiones escatológicas no parece muy apropiado en una página de gastronomía. La convención social siempre ha querido que el refectorio y las letrinas estén lo más separados posible. Sin embargo no podemos olvidar que en el cuerpo de los animales es una simple cuestión de inputs y outputs, que diría un snob.

A lo que vamos. A medida que las sociedades humanas se han ido enriqueciendo, la demanda de proteína animal –de carne– se ha ido multiplicando. La oferta mundial de carne en 1961 era de 64 millones de toneladas y ha llegado a 258 millones en el 2007. Y para satisfacerla han proliferado monstruosas estructuras industriales de animales en confinamiento destinados a la alimentación humana, unos complejos productivos cuyos inputs –otra vez el snob– son grandes cantidades de energía, así como de maíz, soja y otros cereales: unas necesidades que han provocado la destrucción de grandes extensiones de selvas tropicales en todo el mundo y están contribuyendo al encarecimiento de estos productos, básicos en la alimentación de los países pobres.

Y los ouputs son deshechos altamente contaminantes del suelo, que además alcanzan los acuíferos, por una parte, y por otra... las flatulencias de los animales. Se calcula que la quinta parte de los gases de efecto invernadero tiene esta procedencia. Más que el transporte, por ejemplo.

Recientemente el catedrático de microbiología de la Universidad de Murcia Mariano Gacto presentó un estudio en el que se afirma que una vaca expulsa cada año de 90 a 100 kilos de metano, cantidad que equivale, aproximadamente, a las emisiones que produce un coche durante mil kilómetros. Animalicos. Estos datos le hacen afirmar al catedrático que las actividades agrícolas y ganaderas pueden convertirse «en un serio peligro» para la continuidad de la especie humana.

En fin, lejos de mi intención provocar que cuando vayan a degustar ustedes un jugoso entrecot se les venga a la mente el pedo de una vaca. Pero, vaya, que es para pensárselo.

RECETAS

Pluma ibérica con chalotas

Pluma ibérica con chalotasLimpiamos las plumas del exceso de grasa y salpimentamos, lavamos bien las patatas y las cortamos con su piel en rodajas de 1/2 cm. Las ponemos a confitar en abundante aceite sin que borbotee. Cuando estén blandas las retiramos a una fuente sobre papel ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Legumbres: asustar o no asustar

Legumbres: asustar o no asustarEsa es la cuestión. De toda la vida se ha dicho que hay que ‘asustarlas’, es decir, cortar la cocción un par de veces al principio, para evitar que sean flatulentas, o que la piel se encalle. Bueno, pues dicen los expertos que si uno quiere asustarlas, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
JUAN GIL MOSCATEL SECO 2011
JUAN GIL MOSCATEL SECO 2011

Bodegas Juan Gil Paraje de la Aragona, Ctra. de Fuentealamo 30520 Jumilla (Murcia) GPS: NORTE 38º 33´ 47´´ OESTE 1º 21´ 1´´ Teléf. 968 435 022 Fax. 968 716 051 info@juangil.es www.juangil.es ...

(+) Más catas de vinos.