¿Fácil?

¿Fácil?

‘Fácil’, ‘easy’. Éste es uno de los mantras postmodernos. Las cosas tienen que ser fáciles, flexibles, desechables. Usar con facilidad y tirar. El mundo de hoy imprime un ritmo que no deja mucho tiempo a actividades manuales, especialmente en la cocina, por lo que todo tiene que ser fácil. Y un pimiento. La cocina, por definición es un campo de minas, un terreno donde poner a prueba nuestros nervios. Piensen si no en las pestañas del abrefácil en los sobres de plástico de los embutidos. Indefectiblemente, tras varios desesperados intentos, acabas cogiendo el cuchillo cebollero y asesinado el plástico y al choped compulsivamente. O piensen en las legumbres en conserva que se resisten a salir del bote. Te acabas partiendo la muñeca a base de golpear la base del recipiente y al final metes un tenedor para que salgan, logrando una magnífica papilla de alubias. Las pestañas de los tetrabrick que se cortan con los dedos: es imposible hacerlo limpiamente sin evitar que se derramen las gotitas... de leche, o de tomate, que es peor. Pruebe a picar perejil: manchará la tabla con un bonito color verde imposible de sacar mientras indelebles partículas de la hierba salen volando y se depositan en los lugares más insospechados de la encimera. Alguna de las pieles de los ajos siempre acaban en el suelo; es una ley universal. Las migas siempre se introducen en los resquicios más inalcanzables; otra ley universal. Al rellenar el azucarero, una porción de granos siempre se derrama: tercera ley universal. Y tres reflexiones finales: nunca te acordarás de apartar la cabeza cuando abras la puerta del horno, por lo que pasarás unos segundos de ceguera con las gafas empañadas; siempre te olvidarás algún quinto de cerveza en el congelador... con el consiguiente desastre cuando reviente, y la grasa en una cocina ni se crea ni se destruye, simplemente... se traslada. Pues eso. De los nervios

RECETAS

Lasaña de berenjenas y manitas

Lasaña de berenjenas  y manitasA las manitas: olla exprés al canto con todos los ingredientes, añadimos el agua, sin que llegue a cubrir, tapamos y cuando empiece a sonar la válvula de seguridad contamos 45-50 minutos. Dejamos templar, deshuesamos y picamos. Cortamos las berenjenas ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Rellenos de lasaña

Rellenos de lasañaLas posibilidades para el relleno o farsa de una lasaña son infinitas: el límite es la imaginación del cocinero: desde rellenos de diferentes carnes, de pescados y mariscos, de verduras y setas y hongos... hasta la idea de la lasaña como cocina de aprovechamiento, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Casa de la Ermita tinto joven 2001
Casa de la Ermita tinto joven 2001

Casa de la Ermita Paraje El Carche. Jumilla

(+) Más catas de vinos.