Doble uso

Doble uso

Históricamente, el gran problema con el que se han enfrentado los grandes ejércitos no ha sido tanto el enemigo, como los condicionantes logísticos de su avance, su necesidad de mantener expeditas sus vías de suministro y, en definitiva, de mantener a sus soldados bien alimentados. Tanto es así como que la conserva de alimentos envasados herméticamente en recipientes de latón fue un invento del británico Peter Durand, en 1810, que acabó destinado a la fabricación de alimentos envasados para la Armada Británica. Una de las razones que permitieron la permanencia de grandes masas de soldados atrincherados durante largas temporadas en territorio enemigo durante la Primera Guerra Mundial fue la extensión del sistema de conservación de alimentos en latas, lo que permitía a las unidades independizarse en cierta medida de sus centros de aprovisionamiento en retaguardia. Y al igual que se habla de ‘tecnología de doble uso’ para referirse a desarrollos pensados inicialmente para un uso militar que posteriormente tienen grandes aplicaciones para la vida civil, todo lo relacionado con la cocina y la alimentación en el ejército también ha tenido un ‘doble uso’. Sin ir más lejos, las cocinas portátiles fueron inventadas para su utilización en las campañas militares. En 1850, el norteamericano Gail Borden inventó la leche condensada, que fue reclamada por el ejército unionista durante la Guerra de Secesión... Hoy, las cosas han cambiado mucho. El trabajo de las tropas españolas en misiones de combate requiere un menú rico en proteínas, hidratos, grasas, vitaminas y minerales. El Ministerio de defensa establece unos rigurosos requisitos que figuran en los pliegos de condiciones para la elaboración de las raciones de combate de las tropas y que miden desde el aporte energético, el peso, la forma de los envases, el porcentaje máximo de transgénicos que puede incorporarse, hasta los colores y banderas. Un ejemplo de la minuciosidad de las especificaciones: en el caso de un pote gallego se establece que de los 300 gramos que tendrá la lata, el total de carnes será de 105 gramos; de verdura, 36; de patata, 27, y de alubias, 57 gramos.
Bajo pena de calabozo.

RECETAS

Lasaña de berenjenas y manitas

Lasaña de berenjenas  y manitasA las manitas: olla exprés al canto con todos los ingredientes, añadimos el agua, sin que llegue a cubrir, tapamos y cuando empiece a sonar la válvula de seguridad contamos 45-50 minutos. Dejamos templar, deshuesamos y picamos. Cortamos las berenjenas ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Rellenos de lasaña

Rellenos de lasañaLas posibilidades para el relleno o farsa de una lasaña son infinitas: el límite es la imaginación del cocinero: desde rellenos de diferentes carnes, de pescados y mariscos, de verduras y setas y hongos... hasta la idea de la lasaña como cocina de aprovechamiento, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Casa de la Ermita tinto joven 2001
Casa de la Ermita tinto joven 2001

Casa de la Ermita Paraje El Carche. Jumilla

(+) Más catas de vinos.