Mitos

Mitos

Habrá pocas actividades del hombre tan sensibles como la del comer a la penetración y difusión de mitos, mentiras, crencias sin fundamento y falsas teorías científicas. Al fin y al cabo es una actividad que realizamos diariamente varias veces y de la que depende nuestra supervivencia y bienestar. Y uno de los mejores ejemplos lo tenemos en las dietas milagro, que cada temporada resurgen para embaucar a crédulos y desesperados. Y así, hay quien en su momento siguió la dieta de Rafaella Carra, quien asegura, sin asomo alguno de rubor, que todo lo que se ingiera antes de las ocho de la mañana, no engorda. O sea, que encima, hay que madrugar. Métase usted un chuletón de Avila de cuarto y mitad a las siete de la mañana y verá qué bien. Sin ir tan lejos, no hace mucho hizo fortuna una supuesta teoría científica que señalaba que el ayuno alargaba la vida. Será la espiritual, porque lo que ha quedado meridianamente claro es que consumir menos calorías de las que necesitamos suele conducir indefectiblemente a la relajante actividad de criar malvas anticipadamente. Y es que en experimentos que se realizaron hace casi un siglo, resultó que unas pobres ratas a las que les proporcionaron menos calorías de las necesarias vivían más que sus congénertes. Una rápida y absurda extrapolación condujo al dislate, afortunadamente ya superado. Otra barbaridad: «Para perder peso hay que eliminar los hidratos de carbono, o sea, el consumo de las legumbres, el pan, las patatas y la fruta. Es decir: privar al cuerpo de su principal combustible. Claro que adelgazamos... hasta la tumba, probablemente: fatiga, aumento de los niveles de colestereol, y triglicéridos, ácido úrico... vamos que te salen unos análisis de sangre para enmarcar. Y no, las patatas, los garbanzos, las alubias no engordan... si se cocinan con cabeza. Salen magníficos platos de cuchara elaborando estos productos con un buen sofrito, añadiendo verduras... pero si para que estén más «guhtosah» le metemos oreja, morro, pata, cerdo, chorizo, morcilla y otros sacramentos, veremos al Señor más pronto que tarde. Y el último mito: los alimentos afrodisiacos funcionan.
Ya. Y las vacas vuelan.

RECETAS

Lasaña de berenjenas y manitas

Lasaña de berenjenas  y manitasA las manitas: olla exprés al canto con todos los ingredientes, añadimos el agua, sin que llegue a cubrir, tapamos y cuando empiece a sonar la válvula de seguridad contamos 45-50 minutos. Dejamos templar, deshuesamos y picamos. Cortamos las berenjenas ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Rellenos de lasaña

Rellenos de lasañaLas posibilidades para el relleno o farsa de una lasaña son infinitas: el límite es la imaginación del cocinero: desde rellenos de diferentes carnes, de pescados y mariscos, de verduras y setas y hongos... hasta la idea de la lasaña como cocina de aprovechamiento, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Casa de la Ermita tinto joven 2001
Casa de la Ermita tinto joven 2001

Casa de la Ermita Paraje El Carche. Jumilla

(+) Más catas de vinos.