Sangría

Sangría

Bueno, pues nada, al final lo hemos conseguido. Durante décadas ha sido un brebaje denostado por los puristas, escanciado por hectómetros cúbicos por los bárbaros del norte y de las islas que, a modo de turistas llenan nuestras costas desde los felices 60, protagonista de mil y un cogorzas insospechadas, escondidas tras sus aparente inocuidad... La popular sangría ha llegado a su mayoría de edad. La Eurocámara ha aprobado un nuevo reglamento que restringe el uso de la denominación comercial de sangría a las bebidas elaboradas en España y Portugal. Es casi, casi, como una denominación de origen, la puesta de largo de la Cenicienta de las bebidas alcohólicas. La clave está en que, en países que no sean España y Portugal, cuando la popular bebida sea servida embotellada ésta tiene que haber sido producida con vinos españoles o portugueses si quiere llamarse de esta manera. Las empresas no ‘ibéricas’ solo podrán utilizar el término sangría como complemento de la denominación «bebida aromatizada a base de vino», una medida que ayudará a luchar contra la competencia desleal de productos que se venden como españoles sin serlo, como el aceite, por ejemplo. Naturalmente, quienes más se han alegrado de esta medida no han sido los guiris, que, a ellos, con tal de que les sigan llevando a la mesa los vasos llenos –de lo que sea– les vale, sino los productores de vinos y de esta bebida españoles, –como la empresa murciana, líder del sector en España García Carrión– que ya esperan un repunte en las ventas. Y es que la cosa no es una tontería: solo Francia y Alemania fabrican más de 100 millones de litros, así que podemos decir que Don Simón está de enhorabuena. Parece, por tanto, garantizada la ‘españolidad’ de la sangría, aunque, en su confusa historia hay que citar al padre Esteban Torres, quien afirmaba en 1778, en su Diccionario del castellano que la sangría era una «bebida inventada por los ingleses que se toma mucho en las colonias inglesas y francesas de América» y que su nombre procede de la voz inglesa ‘sangaree’, la cual, a su vez, se inspiró en la española ‘sangre’.
Al final, en estas cosas del bebercio, los guiris siempre andan por medio.

RECETAS

Pluma ibérica con chalotas

Pluma ibérica con chalotasLimpiamos las plumas del exceso de grasa y salpimentamos, lavamos bien las patatas y las cortamos con su piel en rodajas de 1/2 cm. Las ponemos a confitar en abundante aceite sin que borbotee. Cuando estén blandas las retiramos a una fuente sobre papel ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Legumbres: asustar o no asustar

Legumbres: asustar o no asustarEsa es la cuestión. De toda la vida se ha dicho que hay que ‘asustarlas’, es decir, cortar la cocción un par de veces al principio, para evitar que sean flatulentas, o que la piel se encalle. Bueno, pues dicen los expertos que si uno quiere asustarlas, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
JUAN GIL MOSCATEL SECO 2011
JUAN GIL MOSCATEL SECO 2011

Bodegas Juan Gil Paraje de la Aragona, Ctra. de Fuentealamo 30520 Jumilla (Murcia) GPS: NORTE 38º 33´ 47´´ OESTE 1º 21´ 1´´ Teléf. 968 435 022 Fax. 968 716 051 info@juangil.es www.juangil.es ...

(+) Más catas de vinos.