Pobres y obesos

Pobres y obesos

La consideración social de la obesidad ha cambiado a lo largo de la historia. En las sociedades antiguas, en las épocas de guerras o hambruna, la obesidad ha estado relacionada con la opulencia, con el poder. De la misma manera, en determinadas culturas, la obesidad era símbolo de fertilidad, fuerza e, incluso, atractivo físico. De hecho, como representación de estas ideas, la obesidad ha formado parte del arte en determinados momentos. Solo tenemos que pensar en Rubens o Botero. En las culturas contemporáneas occidentales, la obesidad ha adquirido, sin embargo, una marca negativa. Los gordos son vistos como personas descuidadas, poco preocupadas por su salud, e incluso, acaban teniendo problemas de inserción laboral y profesional. Hay, además, otra línea de análisis sobre las consecuencias de la obesidad en la vida de las personas: éstas son más propensas a contraer enfermedades asociadas con el sobrepeso, una situación que requiere mayores atenciones médicas. Hasta tal punto que, por ejemplo, los gastos relacionados con la salud son una de las causas más comunes de quiebra económica y de empobrecimiento en los Estados Unidos. El caso es que en la sociedad desarrollada por excelencia, EE UU, la obesidad, por primera vez en la historia, está directamente relacionada con la pobreza. Y está ocurriendo lo mismo en el resto del mundo occidental, y, más específicamente, en España, donde el incremento de los índices de obesidad en el último lustro está directamente relacionado con la crisis. En Estados Unidos, el mayor porcentaje de obesos se produce entre las clases bajas, porque la comida rápida es mucho más barata que cualquier otra. Cuesta mucho menos un BigMac con unas patatas fritas que un solomillo y unas verduras frescas. Y en España está pasando. La crisis ha abocado a muchas familias a buscar una alimentación barata: la comida rápida de origen estadounidense lo es; el problema es que también es hipercalórica y carente de muchos nutrientes básicos y necesarios como vitaminas y minerales. En el mundo occidental la pobreza no está asociada, paradójicamente, al aspecto famélico; la malnutrición, consecuencia de la crisis, conduce, en muchos casos a la obesidad.

RECETAS

Lasaña de berenjenas y manitas

Lasaña de berenjenas  y manitasA las manitas: olla exprés al canto con todos los ingredientes, añadimos el agua, sin que llegue a cubrir, tapamos y cuando empiece a sonar la válvula de seguridad contamos 45-50 minutos. Dejamos templar, deshuesamos y picamos. Cortamos las berenjenas ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Rellenos de lasaña

Rellenos de lasañaLas posibilidades para el relleno o farsa de una lasaña son infinitas: el límite es la imaginación del cocinero: desde rellenos de diferentes carnes, de pescados y mariscos, de verduras y setas y hongos... hasta la idea de la lasaña como cocina de aprovechamiento, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Casa de la Ermita tinto joven 2001
Casa de la Ermita tinto joven 2001

Casa de la Ermita Paraje El Carche. Jumilla

(+) Más catas de vinos.