Verónicas

Verónicas

Un lector de este periódico nos transmitía hace unos días una marga queja a través del teléfono: «Como ciudadano y como comerciante, me niego a admitir que el mercado de Verónicas tenga que soportar esa concentración de contenedores de basura de todos los barrios de alrededor. Esta fea estampa destruye la imagen de comercio y cultura gastronómica de este mercado. Queremos que siga oliendo a mar, a huerta, a melocotón...». Efectivamente, a eso es a lo que debe oler un mercado, y, para eso hay que extremar las medidas de limpieza y hay que separar a la mayor distancia posible (como cualquier ama/o de casa sabe) el cubo de la basura del frigorífico. En las grandes ciudades, los mercados se han convertido en algo más que un conjunto de puestos de venta de alimentos. Al calor de la explosión gastronómica de este país se han ido incorporando otras funciones que han servido, además, de atractivo para los clientes. La receta es muy simple: poder comprar y poder probar lo que se compra, con una serie de servicios añadidos como asesoramiento gastronómico, zona de tapeo, enotecas... La referencia obligada es el mercado de la Boquería de Barcelona, luego Madrid se sumó con la experiencia del mercado de San Miguel, un aunténtico ‘gastródromo’, que, además, ha querido formar parte de la agenda madrileña de eventos culturales y de ocio, ayudando de paso a revitalizar el casco antiguo de la capital. Es decir, el mercado como lo que, en realidad, fue en sus orígenes: un centro social, un lugar de encuentro, un foco de dinamismo local. Claro, podría decirse que mercados como al Boquería o San Miguel no los puede haber en todas las ciudades, pero miremos más cerca: el maravilloso mercado central de Valencia. Murcia es la séptima ciudad de España, y atesora una inmensa riqueza y variedad de productos: se merece un mercado de Verónicas limpio, ordenado, modernizado, con servicios gastronómicos, sin contenedores de basura cercanos que oculten los aromas de lo que se vende en sus puestos, un mercado de Verónicas que sea un escaparate de la riqueza gastronómica de la Región.

RECETAS

Lasaña de berenjenas y manitas

Lasaña de berenjenas  y manitasA las manitas: olla exprés al canto con todos los ingredientes, añadimos el agua, sin que llegue a cubrir, tapamos y cuando empiece a sonar la válvula de seguridad contamos 45-50 minutos. Dejamos templar, deshuesamos y picamos. Cortamos las berenjenas ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Rellenos de lasaña

Rellenos de lasañaLas posibilidades para el relleno o farsa de una lasaña son infinitas: el límite es la imaginación del cocinero: desde rellenos de diferentes carnes, de pescados y mariscos, de verduras y setas y hongos... hasta la idea de la lasaña como cocina de aprovechamiento, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Casa de la Ermita tinto joven 2001
Casa de la Ermita tinto joven 2001

Casa de la Ermita Paraje El Carche. Jumilla

(+) Más catas de vinos.