Supersticiones

Supersticiones

Vino para decantar / LV

Derramar vino, buen desatino; derramar sal, mala señal», dice un refrán popular. El vino, al igual que la sal, o el pan, es un alimento primigenio, básico, conocido desde tiempos inmemoriales y, por tanto, sometido históricamente a un sin fin de supersticiones. La palabra «superstición» procede del latín ‘super’ que significa arriba y ‘stare’ que significa ‘estar’.

Llamaban ‘superstites’ a las personas que salían vivas de las batallas porque habían sobrevivido a sus compañeros y por eso estaban por encima de ellos. La etimología remite así a la idea de que la superstición está por encima... del mundo, de la razón; es una creencia irracional sin base racional alguna. Lo que no quiere decir que no tenga trascendencia.

Y en torno al vino han crecido supersticiones y rituales sin cuento. De hecho, el proceso de decantación y servicio de un vino no deja de ser un ritual perfectamente codificado y que casi ningún cliente de un restaurante entiende en su totalidad: la manera de encender la vela (y de apagarla), la forma de envinar el decantador, el lenguaje gestual del sumiller...

Naturalmente, las supersticiones no guardan coherencias semánticas. Y así, a pesar del refrán que abre este texto, se dice que derramar el vino trae alegría o buena suerte... siempre y cuando uno se aplique un poco sobre la frente. Hay personas que se levantan de una mesa si le han servido el vino con la mano izquierda. Pero el mayor pecado que se puede cometer contra un supersticioso es servir el vino con la mano izquierda, pero del revés, con el dorso de la mano hacia abajo: el supersticioso huirá despavorido.

La superstición es consecuencia de aplicar la condición de sagrado a objetos o situaciones, de conferirles poderes sobrenaturales, y, a pesar de nuestro pertinaz racionalismo, hemos de reconocer que algo de eso hay en un buen vino.

RECETAS

Lasaña de berenjenas y manitas

Lasaña de berenjenas  y manitasA las manitas: olla exprés al canto con todos los ingredientes, añadimos el agua, sin que llegue a cubrir, tapamos y cuando empiece a sonar la válvula de seguridad contamos 45-50 minutos. Dejamos templar, deshuesamos y picamos. Cortamos las berenjenas ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Rellenos de lasaña

Rellenos de lasañaLas posibilidades para el relleno o farsa de una lasaña son infinitas: el límite es la imaginación del cocinero: desde rellenos de diferentes carnes, de pescados y mariscos, de verduras y setas y hongos... hasta la idea de la lasaña como cocina de aprovechamiento, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Casa de la Ermita tinto joven 2001
Casa de la Ermita tinto joven 2001

Casa de la Ermita Paraje El Carche. Jumilla

(+) Más catas de vinos.