Pan y huevos

Pan y huevos

El crujiente pan impregnándose de la dorada y untuosa salsa, el trémulo manto blanco rodeándolo todo, las tostadas puntillas… esa eterna mixtura que tinta los dedos, impregna los labios e inunda la boca de un sabor pleno, definitivo. Eso es un huevo frito. Pan y huevos, dos alimentos básicos, primigenios, que han acompañado al hombre desde sus albores como especie y que, con el correr del tiempo han sido compañeros de fatigas y vicisitudes por mor de malos entendidos nutricionales y demonizaciones dietéticas sucesivas. El pan engorda y los huevos producen colesterol. Y ya nos hemos cargado dos magníficos ingredientes de una dieta sensata y un placer ancestral. Hace unos días contábamos en este periódico cómo las campañas de adelgazamiento sin fundamento científico han acabado povocando una caída en picado del consumo de pan, y por lo tanto, del imprescindible ingesta de hidratos de carbono. De hecho, Murcia es la Región donde menos pan se come. Y si eso es así porque estemos preocupados por la obesidad –en la que la región también esta a la cabeza-, es para matarnos, porque no nos privamos de comer embutido y pasamos de las verduras, esas de las que nuestra feraz huerta surte a medio mundo. Pero eso si, hemos dejado de comer pan porque engorda. Y con los huevos ha ocurrido otro tanto respecto del colesterol. Uno se ha pasado años renunciando al placer de los huevos porque es tendente a la hipercolesterolemia, y ‘hay que cuidarse’ y ahora resulta que cuidarse supone, entre otras cosas, consumir de cuanto a seis huevos a la semana. Otro producto, por cierto, cuyo consumo en Murcia es bajo. Sin embargo, los índices de colesterolemia entre la población murciana están entre los más altos de España. Vamos que, nutricionalmente, no damos ni una.
Cuando seas padre, comerás huevos, reza el dicho castellano, originado en tiempos de escasez, cuando los huevos eran un bien preciado, destinado al padre de familia y a los enfermos. Ya no es tiempo de escasez (de momento), así que recuperemos el placer de un par de huevos con una hogaza de buen pan de pueblo.

RECETAS

Cabra al horno con patatas panadera

Cabra al horno con patatas panaderaTenemos que empezar con las patatas que serán el ingrediente que más tiempo nos lleve. Para ello, las pelamos y las cortamos en rodajas de medio cm de grosor las ponemos en una fuente resistente al horno, salpimentadas y casi cubiertas de aceite. Tapamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

La lumbre

La lumbreEl primer homínido que se encontró con el fuego –probablemente de forma accidental, por la acción de un rayo– se quemó. Y el primero que puso un trozo de carne (que no fuera la suya) a la acción del fuego, descubrió la cocina. Se dice que el primer asado ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Cabra roja

Cabra rojaLa cabra o cabrilla es un pescado es un pescado sabroso de carne dura y nacarada que suele confundirse con el cabracho, aunque éste es mucho más apreciado gastronómicamente. Un inconveniente es que tiene muchas espinas, aunque están dispuestas en zonas ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.