Caballos

Caballos

Buena se ha ‘montado’ con el hallazgo de rastros de carne de caballo en hamburguesas en diferentes países de Europa. Primero fueron las autoridades alimentarias del Reino Unido las que los detectaron en las hamburguesas de cinco cadenas de supermercados. Por cierto que, inmediatamente, los irlandeses acusaron a proveedores españoles de la presencia de esos restos, lo que hizo relinchar de disgusto a productores, mataderos y distribuidores patrios. Éstos piden a los irlandeses que no confundan posibles fraudes en el etiquetado (en Irlanda) con la salubridad contrastada del alimento, de la carne de caballo. Las plantas que han elaborado las hamburguesas son irlandesas, por lo que señalar a un posible origen español de la carne como causa del fraude no tiene ningún sentido. El caso es que también se han hallado restos de este tipo en hamburguesas de varias cadenas de distribución españolas. Fraude comercial o atentado contra la salud pública aparte, la hipofagia (costumbre de comer carne de caballo) tiene una tortuosa historia. La carne de caballo se consume en toda Europa continental, no así en el Reino Unido y, por cierto, tampoco en Estados Unidos, lugares donde es casi tabú. Los japoneses se la comen (cruda, claro). Esa aversión del mundo anglosajón a la carne de caballo tiene antecedentes históricos. La expansión del Imperio británico se fundamentó en gran medida en la potencia de sus unidades de caballería, con animales perfectamente cuidados y entrenados. Comer carne de caballo era casi un sacrilegio, un atentado hacia la consideración del papel que jugaban los equinos y a la capacidad de combate de las unidades. Un caballo tiene –sigue teniendo– un papel social que no tiene una vaca –no hay carreras de vacas en Ascot–; en muchos casos, en el mundo anglosajón, el caballo es considerado una ‘mascota’ y, como reza el dicho, «uno no se come lo que antes ha cepillado». Así que se puede entender que encontrar restos de algún descendiente de aquellos míticos corceles medievales sobre los que cabalgó el Rey Arturo ha sentado tan mal.

RECETAS

Pluma ibérica con chalotas

Pluma ibérica con chalotasLimpiamos las plumas del exceso de grasa y salpimentamos, lavamos bien las patatas y las cortamos con su piel en rodajas de 1/2 cm. Las ponemos a confitar en abundante aceite sin que borbotee. Cuando estén blandas las retiramos a una fuente sobre papel ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Legumbres: asustar o no asustar

Legumbres: asustar o no asustarEsa es la cuestión. De toda la vida se ha dicho que hay que ‘asustarlas’, es decir, cortar la cocción un par de veces al principio, para evitar que sean flatulentas, o que la piel se encalle. Bueno, pues dicen los expertos que si uno quiere asustarlas, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
JUAN GIL MOSCATEL SECO 2011
JUAN GIL MOSCATEL SECO 2011

Bodegas Juan Gil Paraje de la Aragona, Ctra. de Fuentealamo 30520 Jumilla (Murcia) GPS: NORTE 38º 33´ 47´´ OESTE 1º 21´ 1´´ Teléf. 968 435 022 Fax. 968 716 051 info@juangil.es www.juangil.es ...

(+) Más catas de vinos.