La cocina

La cocina

No se dejen engañar por esas espectaculares cocinas propias de las series de televisión, inmensas, plenas de tecnología, repletas de detalles, con mil y un artilugios del menage coquinario repartidos por estanterías y encimeras, preciosas cristalerías colgando de soportes, con todo a la vista y, a pesar de todo, limpias, relucientes, casi asépticas... Y¿ la mierda?, ¿que?, ¿eh? Porque vamos, o nos metemos una paliza diaria de mil demonios (y ya sabemos más o menos, a qué miembro de la familia va a acabar tocándole el muerto, honrosas excepciones aparte) para tenerlo todo en perfecto estado de revista, o tenemos a una mucama dedicada al efecto a tiempo completo. Y el servicio está muy mal, y más en estos tiempos de crisis. En fin, que se lo piensen. Tengan en cuentan que la grasa no se crea ni se destruye, solo cambia de sitio, así que, antes de limpiar piensen bien dónde va a terminar. Una cocina es un como un pozo sin fondo. Un día coge un botecito de esos de especias y se le queda pegado en la mano, y entonces se da usted cuenta del error que cometió al montar ese bonito especiero lleno de tarritos. Otro nefasto día se le cae una cucharilla detrás del frigorífico y se le ocurre moverlo para buscarla. La visión que le asalta le turbará la mente durante semanas... aunque lo limpie. No se equivoque, la bayeta no es un instrumento para eliminar la suciedad en la cocina, sino para trasladarla de lugar. Limpiamos con ella alegremente la encimera y, acto seguido, la tabla de cocinar (?). Por cierto, ¿cuándo fue la última ves que miró el techo del microondas? Y hablando del otro horno: recuerde que el cristal no viene opaco de fábrica... ¿Y la campana? Si, será extractora de humos (y está por ver), pero es una gran acumuladora de grasa. En fin, hagan lo que puedan y pongan una iluminación tenue, que quedará más acogedora y ocultará la (con perdón) mierda.

RECETAS

Pluma ibérica con chalotas

Pluma ibérica con chalotasLimpiamos las plumas del exceso de grasa y salpimentamos, lavamos bien las patatas y las cortamos con su piel en rodajas de 1/2 cm. Las ponemos a confitar en abundante aceite sin que borbotee. Cuando estén blandas las retiramos a una fuente sobre papel ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Legumbres: asustar o no asustar

Legumbres: asustar o no asustarEsa es la cuestión. De toda la vida se ha dicho que hay que ‘asustarlas’, es decir, cortar la cocción un par de veces al principio, para evitar que sean flatulentas, o que la piel se encalle. Bueno, pues dicen los expertos que si uno quiere asustarlas, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
JUAN GIL MOSCATEL SECO 2011
JUAN GIL MOSCATEL SECO 2011

Bodegas Juan Gil Paraje de la Aragona, Ctra. de Fuentealamo 30520 Jumilla (Murcia) GPS: NORTE 38º 33´ 47´´ OESTE 1º 21´ 1´´ Teléf. 968 435 022 Fax. 968 716 051 info@juangil.es www.juangil.es ...

(+) Más catas de vinos.