Imagen

Imagen

Desfile de alta costura

Es increíble lo que los hombres, y sobre todo, las mujeres (lo siento chicas, pero sois maestras en esto) somos capaces de hacer por nuestra presencia ante los demás, pulsiones promovidas, como todos sabemos (inútilmente) por lo que antes eran brujos y chamanes, más tarde, tratantes y comerciantes, y ahora, emporios del mal como Dior, Calvin Klein o Victorio & Luccino. En nuestra titánica lucha contra las mollas o michelines, nos sometemos a peligrosísimas dietas: y así, hay quien sigue la de Rafaella Carra, quien asegura, sin asomo alguno de rubor, que todo lo que se ingiera antes de las ocho de la mañana, no engorda. O sea, que encima, hay que madrugar. Métase usted un chuletón de Ávila de cuarto y mitad a las siete de la mañana y verá qué bien. O la famosa y más actual dieta Dukan. Otros suicidas siguen la llamada cura Waerland, que prescribe no tomar otra cosa que no sea agua fresca de manantial –a estas alturas de la civilización, seguramente el adelgazamiento se produzca en el ejercicio físico necesario para encontrar uno–, patatas, apio y semillas de lino –imposible, han ardido todas–. Nos machacamos en el gimnasio, corremos bajo un inmisericorde sol de las dos de la tarde llenándonos los pulmones a una velocidad tres veces superior de la normal del viciado aire de nuestras ciudades (¿el campo?; ¿Dónde está el campo?)... Tengo una amiga, que vive en un cuarto sin ascensor, que se compró un escalón. ¡Un escalón!. Para hacer ejercicio subiéndolo y bajándolo (?) Y vosotras, hijas mías, ese lio que os traéis con la ropa. Cuando una mujer va a una cena de gala, paradójicamente se pone un ‘vestido para no cenar’. Se embute en un traje un par de tallas menos, tan ajustado al cuerpo, que la ingesta de un simple tomate cherry se reflejará (eso cree ella) en su encorsetada (nunca mejor dicho) figura, y provocará un serio riesgo de reventón de las costuras. Volverá a su casa tiesa como una vela y muerta de hambre, pero muy mona, eso sí.
Cuestión de imagen.

RECETAS

Cabra al horno con patatas panadera

Cabra al horno con patatas panaderaTenemos que empezar con las patatas que serán el ingrediente que más tiempo nos lleve. Para ello, las pelamos y las cortamos en rodajas de medio cm de grosor las ponemos en una fuente resistente al horno, salpimentadas y casi cubiertas de aceite. Tapamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

La lumbre

La lumbreEl primer homínido que se encontró con el fuego –probablemente de forma accidental, por la acción de un rayo– se quemó. Y el primero que puso un trozo de carne (que no fuera la suya) a la acción del fuego, descubrió la cocina. Se dice que el primer asado ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Cabra roja

Cabra rojaLa cabra o cabrilla es un pescado es un pescado sabroso de carne dura y nacarada que suele confundirse con el cabracho, aunque éste es mucho más apreciado gastronómicamente. Un inconveniente es que tiene muchas espinas, aunque están dispuestas en zonas ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.