¿De lujo?

¿De lujo?

Un sandwich relleno de cables

No hay profesión más frustrante que la de cocinero en un resort de golf de esos que tanto abundan en nuestra región. Uno se ha pasado los mejores años de su vida trabajando como un animal 12 horas diarias en cocinas grasientas y humeantes, en jornadas maratonianas metido en cubículos a cincuenta grados, haciendo mil y un cursos de cocina creativa, de espumas y gelificaciones, de esferificaciones y pastelería… pasando por ‘estages’ en cocinas de varias estrellas, a base de pelar patatas y picar cebollas durante jornadas enteras….. todo eso para ¡hacer sándwiches y patatas fritas!. Sí señores, porque el chef de uno de estos resorts debe de olvidarse de todos esos conocimientos adquiridos en duros años de aprendizaje. Para lo que viene siendo un ‘guiri’, un habitante medio de nacionalidad británica, de estos resorts, es decir, para un inglés de clase media-media-alta, una presa de ibérico con reducción de pedro Ximénez y espuma de nabo, no es sino una magnífica oportunidad perdida para haber hecho una hamburguesa con la carne, haberle dado el nabo a los conejos del campo de golf y haberse bebido directamente el Pedro Ximénez. Hay excepciones, naturalmente, pero en general, un ‘british’ habitante de estos espacios, desayunará fuerte: huevos, bacon, alubias -¡sí, alubias para desayunar¡- huevos revueltos, tostadas con mantequilla… Pertrechado de tal manera, se pasará de cuatro a cinco horas jugando al golf bajo el inmisericorde sol murciano y llegará a la hora de comer.. británica.: a la una, más o menos. Y ahí está nuestro chef, avezado en los secretos de la gran ‘cuisine’ francesa y en los recovecos de las influencias de Adriá o Arzak en la gastronomía mediterránea, dispuesto a satisfacer sus necesidades: un plato de patatas fritas con dos sobres, uno de ketchup y otro de mostaza; un sandwich para cada dos comensales y grandes tanques de cerveza sin un solo milímetro de espuma.
Naturalmente, tras esto, nuestro pobre chef sólo encontrará un uso para su cuchillo cebollero: cortarse las venas con él.

RECETAS

Cabra al horno con patatas panadera

Cabra al horno con patatas panaderaTenemos que empezar con las patatas que serán el ingrediente que más tiempo nos lleve. Para ello, las pelamos y las cortamos en rodajas de medio cm de grosor las ponemos en una fuente resistente al horno, salpimentadas y casi cubiertas de aceite. Tapamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

La lumbre

La lumbreEl primer homínido que se encontró con el fuego –probablemente de forma accidental, por la acción de un rayo– se quemó. Y el primero que puso un trozo de carne (que no fuera la suya) a la acción del fuego, descubrió la cocina. Se dice que el primer asado ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Cabra roja

Cabra rojaLa cabra o cabrilla es un pescado es un pescado sabroso de carne dura y nacarada que suele confundirse con el cabracho, aunque éste es mucho más apreciado gastronómicamente. Un inconveniente es que tiene muchas espinas, aunque están dispuestas en zonas ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.