Barbaridades tártaras

Barbaridades tártaras

Si existe una comida apátrida por excelencia, esta es la hamburguesa. Originaria de Asia, ha adoptado el nombre de la ciudad alemana y se le considera la comida estadounidense por excelencia. En fin, un follón que habrá que intentar aclarar para que sepamos lo que estamos comiendo (al menos su historia, ya que conocer sus ingredientes, en fin, es harina de otro costal), cuando en un acto de suprema alienación nos arreamos un Burguer King, de esos.

Picar la carne para poder ingerirla era una práctica habitual durante la Edad Media entre las aguerridas tribus tártaras. Sobre esta historia hay dos versiones: una de ellas sostiene que los tártaros picaban la carne del ganado que pastaba en las estepas, ya que era de baja calidad y más dura que una piedra. La versión más épica afirma que los tártaros, que no se bajaban nunca del caballo, colocaban los trozos de carne entre la grupa de sus monturas y sus propias grupas, de tal manera que con el sudor, el polvo y los movimientos de su interminable galopar, la carne se iba macerando y ablandando en su proio jugo. Una delicatessen, vaya.

De ahí la denominación steak tartare a esa delicia de carne cruda picada aderezada con yema de huevo, alcaparras, nuez moscada y otras especias -sin sudor y sin polvo, naturalmente- tan ponderada por los gourmets desde que se introdujo en Alemania hacia el siglo XIV.

De Alemania, esta forma de comer carne viajó primero a Inglaterra, donde un loco de la dietética, el doctor J.H. Salisbury, la adoptó como panacea universal de la salud. El tal doctor recomendaba comer carne picada tres veces al día acompañada de agua caliente como bebida -un dato histórico más que nos mueve a la compasión respecto de los hábitos alimentarios de los británicos-, y así el filete hamburgués se convirtió en el Salisbury steak.

Pero los filetes de carne picada también viajaron a América hacia 1880, durante una ola de migración de alemanes y allí tomó el nom bre de hamburguer. La industria americana y el American way of life hicieron el resto, colocándolo entre dos panecillos, añadiéndole un par de verduras y gracias a la intervención divina de McDonald, inventado la hamburguesa.

La verdad es que entre el trozo de carne machacado por el culo de un tártaro y lo que nos meten los burguer entre pan y pan, no se, no se, prefiero un filete ruso.

RECETAS

Lasaña de berenjenas y manitas

Lasaña de berenjenas  y manitasA las manitas: olla exprés al canto con todos los ingredientes, añadimos el agua, sin que llegue a cubrir, tapamos y cuando empiece a sonar la válvula de seguridad contamos 45-50 minutos. Dejamos templar, deshuesamos y picamos. Cortamos las berenjenas ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Rellenos de lasaña

Rellenos de lasañaLas posibilidades para el relleno o farsa de una lasaña son infinitas: el límite es la imaginación del cocinero: desde rellenos de diferentes carnes, de pescados y mariscos, de verduras y setas y hongos... hasta la idea de la lasaña como cocina de aprovechamiento, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Casa de la Ermita tinto joven 2001
Casa de la Ermita tinto joven 2001

Casa de la Ermita Paraje El Carche. Jumilla

(+) Más catas de vinos.