Calor de hogar

Calor de hogar

Casi todos tenemos una relación especial con las castañas. Incluso en estas tórridas tierras murcianas, algunos recuerdos infantiles están indisolublemente unidos a ese olor del fruto asado vinculado a la Navidad, a esa reconfortante sensación de una castaña caliente en el puño cerrado, a esa imagen casi ancestral de la castañera vestida de riguroso negro. Tan de negro como el calvo ese que nos augura desde la pequeña pantalla felicidades sin cuento si jugamos a la lotería. Son dos imágenes soldadas a un tiempo, pero ¡qué tiempos tan diferentes!

Recuerdo que en una visita a mi tierra natal, Burgos, –2 bajo cero, el aliento helado, la nariz enrojecida, las manos entumecidas– me encontré con un puesto de castañas. Moderno, eso, si: madera de pino, cartel de la Concejalía de Turismo... Ávido de volver a sentir ese calor primigenio, casi uterino, me acerqué a comprar un cucurucho. La castañera no era una arrugada viejecita encorvada sobre el humo del asador. Un joven con gorra de beisbol colocada a lo Luis Enrique, me preguntó cuántas quería. Yo le repliqué que me daba igual, que lo que queria era revivir recuerdos de infancia. Ante su cara de perplejidad –si aquí sólo vendemos castañas, pensaría…– le pedí una docena.

Sentí de nuevo el nutricio calor en mi mano, el aroma que pintaba imágenes de hogar familiar... pero algo fallaba. Quien me había vendido las castañas era un ecuatoriano –¡en Burgos, a dos bajo cero! ... ¡castañas¡– De ahí que me mirara como si yo estuviera loco. Unas castañas son unas castañas. Comentando esta anécdota me enteré después de que la vieja castañera seguía viva, se había hecho millonaria y no había año que no se comprara dos o tres pisos. Tiempos modernos.

RECETAS

Lasaña de berenjenas y manitas

Lasaña de berenjenas  y manitasA las manitas: olla exprés al canto con todos los ingredientes, añadimos el agua, sin que llegue a cubrir, tapamos y cuando empiece a sonar la válvula de seguridad contamos 45-50 minutos. Dejamos templar, deshuesamos y picamos. Cortamos las berenjenas ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Kilómetro 0

Kilómetro 0Hace unos días un buen amigo me regaló unos aguacates cogidos de su jardín. Grandes, lisos y brillantes, duros. Tras unos días de maduración a temperatura ambiente, los probé y... probé la felicidad: una delicadísima carne, tersa y mantecosa, con un

(+) VER MAS.
TRUCOS

Rellenos de lasaña

Rellenos de lasañaLas posibilidades para el relleno o farsa de una lasaña son infinitas: el límite es la imaginación del cocinero: desde rellenos de diferentes carnes, de pescados y mariscos, de verduras y setas y hongos... hasta la idea de la lasaña como cocina de aprovechamiento, ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Casa de la Ermita tinto joven 2001
Casa de la Ermita tinto joven 2001

Casa de la Ermita Paraje El Carche. Jumilla

(+) Más catas de vinos.