Viajes

Viajes

¡Nos vamos de viaje!

Un pescador vecino de Bilbao, cogió, yo no sé donde, un bacalao.–»Qué vas a hacer conmigo? (el pez le preguntó con voz llorosa). El respondió: /»Te llevaré a mi esposa; ella, con pulcritud y ligereza, te cortará del cuerpo la cabeza; negociaré después con un amigo y si me da por tí maravedises irás con él a recorrer países. –»¡Sin cabeza, ay de mi! (gritó el pescado) y replicó discreto el vascongado: ¡Por esa pequeñez te desazonas! Pues hoy viajan así muchísimas personas.

Lo bueno de las fábulas como ésta, escrita por Juan Eugenio de Hartzembusch el siglo pasado, es que resisten al paso del tiempo. Y así como el desafortunado melacopterigio sigue hoy en día viajando descabezado de uno a otro confín del anchuroso mundo, muchos viajeros y viajantes contemporáneos se procuran los viáticos, pero dan en olvidarse el cacúmen en el aparador del salón cuando parten en busca de algún vellocino –sea este en forma de chiringuito playero, de centro de talasoterapia (tanh de moda) o de venus de Milo pero con los brazos completos.

Y es que los viajes ya no son lo que eeran. Cuando Nerón se movía viajaba con cientos de senadores, esclavos, efebos, soldados y con sejeros. Hoy, cuando don marcial se precipita de viaje, mueve a su señora, a los niños, a la señora madre de él o de su santa, al perro y al novio pijo de la niña (¡Él afiliado a Comisiones desde la noche de los tiempos¡). Total, que en muchas ocasiones, viajar es una odisea –Homero sabía lo que se decía– y el viaje acaba como el rosario de la Aurora.

También Keynnes sabía de lo que hablaba. Y como en una suicida actitud gregaria, propendemos a viajar al mismo tiempo y a consumir las mismaas cosas, el noble arte de clavar al viajero se ha convertido en una de las actividades más desarrolladas, por lo que siempre encontraremos, al igual que el pobre Polifemo, a algún Ulises disfrazado de camarero dispuesto a sacarnos un ojo de la cara. En fin, consolémosnos pensando en el pobre bacalao, viajereo impenitente y descabezado, o reflexionando sobre una cita de la neoyorkina Fran Lebowitz: «Puede decirse en términos generales, que los pobres pasan los veranos en el mismo sitio que los inviernos»

RECETAS

Escalopines con piperrada

Escalopines con piperradacazuela o sartén amplia al fuego con un buen chorro de aceite de oliva. Sofreímos las cebollas cortadas en juliana muy fina con una pizca de sal. Cuando empiece a dorarse (unos 30 minutos) se añaden los pimientos cortados en tiras finas y seguimos sofriendo ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

A la carta

A la cartaSomos como comemos. No hay duda de la certeza de este aserto. Por eso, quizá la atención que los historiadores prestan a esta actividad concreta de las civilizaciones humanas no haya sido suficiente. Y por eso quizá llamen tanto la atención las iniciativas ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Escalopes perfectos

Escalopes perfectosPara lograr que los escalopines queden perfectos, manteniendo su forma, ayudados de una tijera les haremos unos pequeños cortes en los laterales. Eso evitará que, al contacto con el calor, los músculos de la carne se contraigan, perdiendo su forma y

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
Las Reñas Monastrel -Shiraz Crianza ´99
Las Reñas Monastrel -Shiraz Crianza ´99

CNS ROSARIO Avda. de la Libertad, s/n Bullas

(+) Más catas de vinos.