Frutos secos y desecados

Frutos secos y desecados

Acabado del plato / LV

Se trata de alimentos muy energéticos, sabrosos, nutritivos y saludables, un complemento de nuestra dieta. Las almendras, avellanas, nueces, cacahuetes, castañas, dátiles, pistachos... se recogen cada otoño en campos y bosques y son ricos en grasas y pobres en agua.

Las castañas son, además, pobres en grasas y ricas en hidratos de carbono complejos (almidón), mientras que las frutas desecadas –higos, uvas pasas, ciruelas, orejones de melocotón y albaricoque...– comparten el alto poder calórico a base de muchos azúcares y unas pocas proteínas.

En ambos casos el contenido de fibra dietética es elevado y también el valor energético: 574 calorías por 100 gramos de almendras; 565 las avellanas; 602 las nueces; 581 los cacahuetes; 592 los pistachos; 225 los dátiles y 165 las castañas. Las frutas desecadas tienen menos calorías, pero también son muchas: 227 los higos secos, 260 las uvas pasas, 160 las ciruelas y 220 los orejones.

El contenido calórico es tan elevado que supone, en el caso de los frutos secos, más de la cuarta parte de las necesidades diarias de un adulto con actividad normal y en las frutas desecadas, la décima parte. Los frutos secos son muy saludables, ricos en grasas insaturadas que contienen ácidos grasos omega-3 y omega-6. Protegen nuestra salud cardiovascular, no contienen colesterol, hacen bajar el colesterol LDL o malo y aumentan el HDL, o bueno.

Además, previenen la arteriosclerosis y poseen cantidades importantes de vitamina E antioxidante, y grupo B con ácido fólico, y también calcio, potasio, zinc, magnesio y fósforo. Son mejores sin sal y constituyen un buen tentempié, aunque no se deben consumir más de 20-30 gramos diarios. El coco, rico en grasas saturadas, resulta poco aconsejable, pues es la oveja negra de la familia.

Las frutas desecadas contienen todos los elementos nutritivos de procedencia, ahora concentrados, algunas proteínas, hidratos de carbono en forma de azúcar natural y en cantidad considerable, son ricas en vitaminas A, grupo B, calcio, potasio, fósforo y magnesio, y mucha fibra.

Tanto frutos secos como frutas desecadas deben masticarse bien. Los cacahuetes pueden producir alergias, lo mismo que las frutas desecadas tratadas con derivados sulfurados. Para aumentar su digestibilidad es mejor comerlos crudos o poco tostados (no fritos).


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

VIÑA BETOLA Blanco 2010
VIÑA BETOLA Blanco 2010

Bodegas PÍO DEL RAMO Ctra. Almansa, s/n 02652 Ontur (Albacete) Tf. y Fax 967 323 230 e-mail: info@piodelramo.com www.piodelramo.com

(+) Más catas de vinos.