Berenjena, delicia primaveral

Berenjena, delicia primaveral

Imagen del producto / LV


Es de todos sabido la importancia de las verduras para conseguir una dieta sana, equilibrada y nutritiva. Complemento ideal de tantos alimentos, la berenjena es, en esta época, una de las grandes protagonistas de la cocina. Su precio y sus numerosas aplicaciones culinarias hacen casi indispensable su presencia en nuestras mesas. Las mejores aparecen ahora en el mercado, prolongándose su producción hasta mayo o junio, aunque su temporada llega a finales de verano.

Pariente próxima de la patata y del tomate, pertenece a la familia de las solanáceas. El cáliz de sus flores suele ser espinoso, a lo que alude el dicho «meterse en un berenjenal» como sinónimo de jaleo o conflicto. Su origen se localiza en India y en otros países orientales, donde era cultivada hace muchos siglos. Los egipcios la consumían en tiempos de los faraones. Pero parece que no fue conocida por griegos y romanos, puesto que no hay mención de ellas entre los autores clásicos. Los árabes la dieron a conocer en España durante la Edad Media, llevándola también hasta Sicilia.

Después de varios siglos de consumo, se convirtió en una planta de olvidada presencia en la alimentación. Incluso, hubo un tiempo en que se despreciaba, ya que tenía la reputación de poco alimenticia. Y también porque a la solanina que contienen sus frutos verdes se le consideraba perjudicial. Por eso, tenía más aplicación como elemento decorativo. Sin embargo, más tarde llegó el gran éxito culinario, sobre todo por su aceptación en los países mediterráneos.

En España, la mejor producción se registra en Canarias y las tierras litorales del Mediterráneo. Uno de los centros principales de cultivo está en Almería. También tienen gran reputación, por su calidad, las procedentes de Almagro (Ciudad Real) y de varias zonas toledanas.

Su valor alimenticio es escaso. Posee un 90% de agua, un 2% de proteínas, nada de grasas y pequeñas proporciones de vitaminas A, B y C. Son ricas en potasio y calcio y, crudas, proporcionan unas treinta calorías por cada cien gramos. Su piel ha de ser brillante, entre violeta y morado oscuro, y su superficie lisa, redondeada y firme al tacto. Se pueden preparar de muchas formas. Quedan más ligeras y gustosas si antes de la elaboración se cortan en rodajas de un centímetro de espesor y se ponen en un colador, espolvoreándolas con sal y dejando que se maceren media hora.

Como guarnición de pescados y carnes son una delicia. Y resultan estupendas a la crema, gratinadas o a la vinagreta Dan también mucho juego en diversos platos de revueltos con huevos; por ejemplo, con pimiento rojo. El sabio refranero nos recuerda: Son delicias en la mano, las berenjenas de la primavera y del verano.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Solana de Mayorazgo Crianza 2008
Solana de Mayorazgo Crianza 2008

BODEGAS GUARDIOLA Avda. de Murcia, s/n 30520 Jumilla (Murcia) Telef. 968 781 711 Fax. 968 781 030 www.bodegasguardiola.com info@bodegasguardiola.com

(+) Más catas de vinos.