Lentejas invernales

Lentejas invernales

Sinónimo de platos fuertes, la cocina de invierno tiene en nuestro país una especial relevancia. Es el momento de preparar comidas contundentes. En nuestra memoria colectiva, permanecen aquellos platos rotundos, humeantes, que se preparaban en el fogón o en la cocina de leña de los caseríos. Ahora son otros tiempos, pero su estima social sigue siendo importante. Además, el sabio refranero ahí está para recordarnos: Eneros y febreros, lentejeros.

Y qué mejor en pleno invierno que un buen puchero de lentejas. Sentará muy bien y aliviará algo nuestros bolsillos, que han quedado temblando después de los gastos de las pasadas fiestas. Los expertos en dietética aseguran que, con las legumbres, nutritivas y llenas de fibra, todo son ventajas. Entre otros motivos, porque, además de formar parte de los tradicionales cocidos y potajes, también pueden utilizarse para crear recetas mucho más ligeras. De eso saben mucho nuestros grandes cocineros, que echan a volar su imaginación de manera increíble. Y, de paso, las amas de casa aprenden sus magistrales lecciones.

Fueron los egipcios quienes comenzaron el cultivo de esta leguminosa. Precisamente, con lentejas reponían sus fuerzas los trabajadores que hicieron posible esa maravilla que son las pirámides de Egipto. Su nombre deriva del latín tentícula, por la forma que tienen sus pequeñas semillas. Ricas en proteínas e hidratos de carbono, aportan fibra, vitaminas B1 y B2 y una apreciable cantidad de hierro y calcio. Pobres en grasa ­no tienen colesterol­, su poder calórico es alto, unas 340 calorías por cada cien gramos.

Se conocen cuatro tipos principales de lentejas: la rubia castellana, de coloración verdosa, que se obtiene en Castilla la Mancha; la rubia de la Armuña, que se cultiva en esa comarca salmantina; la pardina, de coloración marrón pardusco, propia de Castilla y León; y la verdina, de tamaño pequeño, verde con manchas oscuras, que se cosecha en León y Toledo. Desde hace unos años, existe en el mercado la llamada lenteja rápida o americana, de aspecto plano y coloración verde marrón. Es muy apreciada en la cocina, porque se cuece con gran rapidez y no precisa remojo.

Las lentejas pueden prepararse de muchas maneras; por ejemplo, con chorizo y morcilla, con arroz y cebolla frita o estofadas, en crema. Los meses fríos están fuertemente vinculados a los denominados platos de cuchara. Y la verdad es que apetecen y mucho.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Las Reñas Monastrell Rosado 2002
Las Reñas Monastrell Rosado 2002

Bodegas del Rosario Avda. de la Libertad, s/n Bullas

(+) Más catas de vinos.