Al rico helado

Al rico helado

Las calorías que aportan 100 mililitros de helado son muy variables y van desde 80 a las 250 de una tarta helada. / LV

Los helados son los caprichos del verano para aliviar los rigores del calor. El aumento del consumo se va haciendo notable poco a poco, sin olvidar que todavía es una costumbre estival y que la compra por impulso –frenar en seco delante de un puesto de helados– es importante y marca la tónica de este alimento.

No debemos olvidar que la evolución de su consumo está muy relacionada con el nivel de vida de los ciudadanos –la mayoría de los hogares disponen de congeladores domésticos– y con la gran competencia que supone la fruta en España. De ésta se comen unos cien kilos por persona y año, lo que convierte a la manzana, la naranja, las fresas y todo el resto de la pléyade de productos frutales en el postre preferido de los españoles, exquisito en cualquier estación. En cambio, el consumo de helado lo encabeza Estados Unidos con treinta litros anuales por persona y año. En Europa es curioso que los países nórdicos, donde las temperaturas son bajas o muy bajas durante la mayor parte del año, consumen el doble que nosotros: dieciséis litros frente a siete.

Las materias primas que se utilizan para elaborar un helado son: leche, nata, mantequilla y otros productos lácteos, grasas hidrogenadas, azúcares y huevos principalmente, e ingredientes como chocolate, jarabe de glucosa, emulgentes, estabilizantes y aromas, responsables del sabor característico de cada variedad. Cada litro tiene que pesar como mínimo 430 gramos, de modo que una tarrina de un litro se puede llevar casi dos tercios en aire.

Su valor nutritivo depende lógicamente de los productos empleados en su elaboración. La leche, uno de los básicos, aporta proteínas de calidad y calcio, aunque puede llevar otras procedentes del huevo, grasas de la leche o vegetales hidrogenadas –éstas de poca calidad–, azúcares procedentes de la leche y sacarosa o azúcar blanca. También tienen minerales, pequeñas cantidades de vitaminas y, en muchos casos, apetitosas mezclas de frutas, cacao, café, y frutos secos. Eso sí, suelen incorporar demasiados aditivos, sobre todo colorantes que son casi siempre innecesarios. En estas condiciones, las calorías que aportan 100 mililitros son muy variables y van desde 80 a las 250 de una tarta helada.

Se trata de una golosina con alto valor nutritivo y muy digestiva, aparte de otra serie de circunstancias. Por ejemplo, los helados son ricos en azúcares y, por ello, inductores de la temida caries dental; cualquier helado aporta más calorías que la fruta fresca; los elaborados a base de nata y cremas contienen altas dosis de grasas saturadas; algunos llevan grasas comestibles no especificadas y poco adecuadas; y el hecho de que estén muy fríos no debe causar problemas, pues cuando llegan al estómago tienen entre 18 y 20 grados.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Perla Real Syrah 2002
Perla Real Syrah 2002

Bodegas Fernández, SA Avda. de Murcia, s/n Jumilla Tf. 968 780 559 e-mail: correo@bod-fernandez.com

(+) Más catas de vinos.