Lenteja, energía barata

Lenteja, energía barata

Lenteja, energía barata

La cocina en estas primeras semanas del año invita a elaborar platos sabrosos y contundentes: sopas, guisos, potajes... elaborados con todo su aroma según la tradición. Son excelentes platos de cuchara que vienen muy bien para combatir el frío del invierno. Por eso las legumbres y entre ellas las lentejas brillan con todo esplendor entre ollas y pucheros.

La legumbre de la que se tienen noticias más antiguas, es la lenteja. Originaria del Asia Central, se cultiva desde épocas muy remotas, siendo durante mucho tiempo, el alimento de las clases más humildes.

Hay que tener en cuenta que son fáciles de cosechar, almacenar y transportar. Además regeneran las tierras de cultivo, permitiendo al campesino utilizar los campos alternativamente para el cultivo de cereales y desde el punto de vista nutricional aportan energía barata.

Fueron los egipcios los que comenzaron el cultivo extensivo de esta legumbre, que tenía un lugar primordial en su alimentación. En España siempre ha tenido gran predicamento alimenticio. Como ejemplo de ello, en el Quijote cervantino se indica que este Hidalgo las comía todos los viernes, como plato preferido. Existe un refrán castellano que resume bien el gran papel que entonces tenía: la lenteja fue riqueza, en los tiempos de pobreza.

Como claro exponente de la dieta mediterránea, aquí se han consumido desde tiempos lejanos, si bien hubo un gran descenso a partir de 1970. Y es que, quizá les queda todavía la fama de alimento de pobres y calórico por otro, a pesar de que los expertos en dietética las recomiendan cada vez más.

Se pueden preparar suculentos platos a base de lentejas. Pueden servir tanto de plato fuerte con todos los sacramentos, como de primero aligerado y, por qué no, también de guarnición. Algunas requieren un remojo previo de unas doce horas. Pero también las hay de cocción rápida que se ponen directamente a cocer cubiertas de agua fría. La tendencia actual tiende a aligerarla de grasas acompañantes y también servirla como crema o puré. Una de las recetas más populares son las lentejas con chorizo y morcilla. Se ponen en una cazuela las lentejas (unos 450 grs., para cuatro personas) de cocción rápida cubiertas de agua fría. Se echa el chorizo (unos 150 grs.), dos dientes de ajo y una cebolla pelada y entera. Y se sazona con sal. Se ponen a fuego lento y un poco antes de que estén en su punto, se incorpora una morcilla. Luego en una sartén se hace un refrito con 2 dl. de aceite y media cebolla muy picada. Cuando haya tomado un poco de color se le añade una cucharadita de pimentón, se mezcla todo bien y se vierte sobre las lentejas. Conviene dar un hervor de unos cinco minutos a las lentejas con el refrito. Antes de servir hay que quitar la cebolla y los dientes de ajo. Luego se trocea la morcilla y el chorizo que se pueden servir separados. Hay quien le añade pan cortado en cuadritos y frito.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Las Reñas Monastrell Rosado 2002
Las Reñas Monastrell Rosado 2002

Bodegas del Rosario Avda. de la Libertad, s/n Bullas

(+) Más catas de vinos.