Conchas de Santiago

Conchas de Santiago

Conchas

Con los fríos que se aproximan, los mariscos, salvo alguna rara excepción, van a estar cada vez más sabrosos. Recuperados ya de los trabajos de la freza, van aumentando día a día en enjundia, aproximándose al momento de plenitud que precede al nuevo ciclo reproductivo. Uno de los más sabrosos, aunque no muy popular en nuestros lares, es la vieira o concha peregrina.

Es un marisco poco conocido fuera de Galicia.

Hace bastantes años, el ínclito escritor Julio Camba se lamentaba mordazmente de lo poco que se apreciaba en la capital: «Madrid, que lo ignora todo respecto a las provincias, no come vieiras y es una lástima. Asadas en su concha, las vieiras son bastante más sabrosas que esos cangrejos de celuloide (hoy diríamos de plástico) con los que los madrileños pretenden consolarse de su falta de mar».

A nosotros no nos falta mar, pero tampoco comemos muchas. Este desconocimiento o prejuicio nos viene de los tiempos en que Galicia era un país remoto, casi inaccesible, y sus productos perecederos tardaban demasiado en llegar a los mercados.

Hoy, gracias a la inmediatez del transporte, los mariscos de las costas gallegas llegan en cuestión de horas a nuestras mesas. Pero esta disponibilidad ha llegado cuando quedan pocos mariscos y vieiras.

Del mar al museo

Se conocen contados mariscos con tanto abolengo como las vieiras. La Venus griega, Afrodita, era representada por los artistas recién salida del mar, peinando sus cabellos con esta concha. Por eso, los científicos la bautizaron como pectem veneris o peine de Venus. En la versión renacentista de Boticcelli, la concha servía para cubrir púdicamente su sexo. De esta asociación con la diosa del amor viene el nombre popular de venera, de donde procede la palabra gallega vieira, cuajada de vocales.

La Edad Media, menos pagana, asoció la vieira con Santiago, convirtiéndola en el emblema oficial del Camino. Probablemente, los primeros peregrinos a los que se llamó concheros, después de haberla saboreado en Galicia, regresaban con las conchas como recuerdo del viaje.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

VIÑA BETOLA Blanco 2010
VIÑA BETOLA Blanco 2010

Bodegas PÍO DEL RAMO Ctra. Almansa, s/n 02652 Ontur (Albacete) Tf. y Fax 967 323 230 e-mail: info@piodelramo.com www.piodelramo.com

(+) Más catas de vinos.