Tomates

Tomates

Tomates

José Enrique Campillo
Catedrático de fisilogía

Pocas calorías y muchas vitaminas B.

El tomate es una hortaliza originaria de América, que llegó a Europa de la mano de los españoles y que inicialmente era de color amarillo (pomodoro, manzana dorada, le dicen en italiano). Los gustos de los consumidores hicieron que se fueran seleccionando variedades con más color hasta el modelo actual de color rojo intenso.

El tomate comparte las propiedades de muchas verduras y hortalizas: pocas calorías (menos de 30 kcal por 100g), elevado contenido en agua, pocas grasas, pocas proteínas, algunos carbohidratos asimilables (3,5g por 100g) y 1,4 g por 100g de fibra, muy beneficiosa para el buen funcionamiento del aparato digestivo. Es abundante en vitaminas del grupo B y en muchos minerales. Todas estas cualidades hacen del tomate un alimento que, en diversas preparaciones culinarias, debería estar presente en nuestra mesa todos los días.

Pero lo que convierte al tomate en una auténtica estrella de la alimentación saludable es su enorme capacidad antioxidante. El tomate es de los alimentos que más antioxidantes contiene en un menor número de calorías. Es rico en todos los agentes que nos defienden de los temibles radicales libres de oxígenos: selenio, vitamina C, vitamina E y sobre todo carotenos y licopenos (más de 1,3 mg por 100g, una cantidad enorme de agentes antioxidantes). La vitamina E que es liposoluble se encuentra fundamentalmente en las pepitas.

Agente preventivo. Este poder antioxidante hace del tomate un poderoso agente para la prevención de dos de los principales peligros para nuestra salud: el cáncer y la enfermedad cardiovascular. Estos datos están avalados por estudios muy rigurosos publicados en las principales revistas médicas internacionales. Los especialistas recomiendan entre tres y siete miligramos de licopeno y carotenos al día, lo que supone alrededor de siete comidas ricas en tomates o en productos derivados del tomate por semana. Por esto se recomienda su consumo diario.
Leyenda. Con respecto al tomate es obligación desmentir un bulo: que el tomate aumenta el ácido úrico y no puede consumirse si tienes gota.

Esto es falso y parece increíble que incluso algunos médicos lo sigan incluyendo en sus dietas restrictivas de ácido úrico, como me confirmó ayer mismo un amigo. Al comentarle que iba a escribir sobre el tomate y que era una verdura muy saludable me informó: «Me lo ha prohibido el médico por lo de la gota». Al parecer el error viene de que el tomate, como otras hortalizas y verduras, es rico en ácido oxálico y otros ácidos orgánicos, que no tienen ninguna influencia sobre la gota, pero que pueden afectar a otro proceso diferente, como es la formación de cálculos de oxalato en el riñón. Pero una cosa son los oxalatos y otra los uratos y la litiasis renal en cada caso obedece a causas diferentes.

Por lo tanto prácticamente no existe contraindicación para consumir tomate todos los días, en sus variadas presentaciones: crudos, guisados, en jugo, naturales o en conserva. Es una costumbre muy recomendable para nuestra salud, como he reiterado a lo largo de este texto


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Las Reñas Monastrell Rosado 2002
Las Reñas Monastrell Rosado 2002

Bodegas del Rosario Avda. de la Libertad, s/n Bullas

(+) Más catas de vinos.