"Uno de cada cinco trabajadores come fuera de casa"

15-05-2008

«La comida de trabajo ha de ser fácilmente digerible, baja en grasas y sal» / LV

La oferta de menús del día permite disfrutar de una dieta equilibrada, pero hacerla variada depende de uno.

Uno de cada cinco trabajadores se ve en la necesidad de tener que comer fuera de casa, como mínimo, una vez a la semana, para poder atender sus obligaciones laborales. La oferta de menús del día, a un precio que oscila entre los 10 y 15 euros, permite hacer una dieta equilibrada, especialmente en el Norte del país; aunque hacerla variada, que es también algo muy importante, depende ya de la voluntad de cada uno.

Por regla general, bares y restaurantes pecan de ofrecer pocas verduras y más carne que pescado, según explicó el médico Javier Aranceta, presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria. Los postres a menudo carecen de fruta fresca, que es un alimento indispensable en toda dieta. Por regla general, el menú resulta lo suficientemente variado como para que el comensal salga satisfecho y, sobre todo, bien alimentado.

El menú del día supone, según Aranceta, una pausa en la jornada laboral, que continuará más allá del postre y el café. La comida elegida debe ser, por eso, «fácilmente digerible», lo que se consigue con platos bajos en grasas y especias y con poca sal». El consumo de alcohol también se ha de moderar si por la tarde se desea seguir operativo. La bebida más sana es el agua, pero un vaso de vino o una cerveza tampoco frustrarán una negociación vespertina. «La comida ha de ser ligera y las raciones frugales, porque de lo contrario la sangre se concentrará en el estómago y no en el cerebro», aclara el especialista.

Cuatro reglas de oro

Un buen menú debe cumplir cuatro reglas de oro, una general y tres más, una por cada plato. Desde el punto de vista nutricional, debe aportar al organismo entre 1.000 y 1.200 de las calorías recomendadas al día. Un primer plato de verduras puede ser la mejor opción. Desde ensalada, paella con vegetales, una menestra... El segundo debería llevar una guarnición verde, cosa que nunca ocurre y pocas patatas fritas. Mejor, ninguna.

El mejor postre es la fruta, mejor fresca, del tiempo y si es posible que esté preparada para su consumo, que no obligue al comensal a pelarla y mancharse las manos. Si es así, pedirá cualquier otra cosa antes que fruta y se perderá el objetivo de hacer una dieta equilibrada. Cada vez se ven más en la mesa, por desgracia, postres de fabricación industrial que están desplazando a los de elaboración casera, más sana y recomendable.

Otro aspecto que según Aranceta es muy importante es el gastronómico. El cliente de menú del día busca que la comida se convierta en un rato agradable para compartir con los compañeros de trabajo, una pausa que ha de concluir con la sensación de que se ha comido bien, en un ambiente familiar y de que se está preparado para afrontar la tarde. Abusar de la cocina de autor en él sería «un desastre».

Lo ideal es que se intenten cubrir cuatro comidas al día. Un desayuno con cereales, lácteos y fruta; un aperitivo a media mañana con algo de fruta o un café y un pincho, comida y cena, similar a la anterior, pero más frugal.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

HACIENDA PINARES Monastrell Dulce 2007
HACIENDA PINARES Monastrell Dulce 2007

Bodega Hacienda Pinares c/ San Juan Bautista, 18 02500 Tobarra ( Albacete) telf.: 967 327 174 móvil 609 108 393

(+) Más catas de vinos.