La tortilla de patatas

13-03-2007

La tortilla de patatas

Elaboración de la tortilla de patatas

No hay duda, la tortilla vuelve porque no se había ido. La industria del siglo XXI puede presentar nuevos productos, diferentes sabores, envases originales, lo que se quiera, que el consumidor terminará adquiriendo sus valores tradicionales. El consumidor busca y quiere el tomate frito al estilo casero, la mermelada de la abuela frente a otras tipo ‘strawberry conserve’, el pan tradicional crujiente y gustoso frente a masas medio cocidas y al socorrido sándwich, y la tortilla de patata, modelo de alimentación de nuestra infancia, cuyo aprecio se ha transmitido de madres a hijos.

La industria alimentaria –que ya fabrica estas tortillas de patatas ‘casi’ iguales a las de las abuelas– observa el comportamiento de las nuevas amas de casa, muchas de ellas tituladas y casi todas trabajando fuera del hogar, que se han alimentado en la cultura de la tele a base de pasta, pizzas, hamburguesas, cereales en el desayuno, quesitos fundidos, zumos preparados añadidos de leche o bifidobacterias, flanes o arroz con leche industriales. Se ha roto la tradición del bistec con patatas, el pescado frito o en salsa o las galletas para merendar.

¿Por qué vuelve entonces la tortilla de patata? Porque triunfan los nuevos productos, que responden a los valores tradicionales, en un conjunto que implica también a la estética y el placer. Cambia el consumo fuera del hogar pero se consolida el pincho de tortilla o comer tortilla de patatas un día a la semana, en un rito que agrupa las tradiciones familiares.

La tortilla de patatas es, al mismo tiempo que una comida simple, un manjar sabroso y complejo al alcance de todas las economías, y uno de los platos más completos desde el punto de vista nutritivo. Si realizamos la disección rápida, hablamos de cuatro interesantes ingredientes: huevo, patatas, aceite y sal para componer el bocado rey en nuestras barras.

El huevo es una mina, rico en vitaminas y grasas de calidad, sin azúcar, con minerales como fósforo, hierro, potasio y sodio, y colesterol que se neutraliza con su propia lecitina y una sustancia del mismo huevo llamada fosfatidilcolina. Las patatas aportan glúcidos en forma de almidón y potasio, y la sal placer en el paladar. Una tortilla de un huevo aporta unas 160 calorías por 100 gramos.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Marmallejo Monastrell Crianza 2004
Marmallejo  Monastrell Crianza 2004

BODEGAS FERNANDO CARREÑO C/ Ginés de Paco, 22 30430 Cehegín Tf. y Fax: 968 740 004

(+) Más catas de vinos.