Navidades sabias

05-12-2006

Navidades sabias

Un buen embutido, el mejor sustitutivo del marisco en navidad

No se trata de desilusionar a nadie, menos en estas fechas, días de pan, engorde en familia y felicidad preconcebida, simplemente se trata de recordar lo sabido, para evitar chuparse el dedo un año más: la Navidad es la época del año en que resulta más complicado comer en consonancia con lo que manda la santa tradición. La razón, se multiplica por infinito la demanda. Apetito voraz, ingentes cantidades... y géneros frescos, silvestres y de calidad, hay los que hay.

Por tanto, se encarecen los mariscos, los pescados... y por extensión hasta las uvas de año viejo, por aquello de que hay que conservarlas protegidas en la parra durante unos meses. Da lo mismo que el langostino esté congelado, que la lubina sea de estanque, que el capón haya sido sobrealimentado a marchas forzadas en una diminuta jaula, la excusa tiene su argumentación: la saturación que producen las cestas, rebosantes de jamón y champán, con que se agasajan los favores de los amigos convierte en más costoso el transporte en Navidades. ¿O no estaba claro?

Amigo, huya de casa, este es mi primer consejo, tómese unas vacaciones, rompa con el costumbrismo, diga hasta luego a la familia. Nochebuena en Roma y Nochevieja en París. O en Londres y Sicilia. O en la Nieve y el Caribe. Los langostinos están igual, igual de congelados aquí que allá. Y el champán no exige escenarios ni allegados; se justifica por sí sólo. Y para disipar cualquier duda: el 24 y 25 de diciembre, antes y después, hay ofertas paradisíacas a mitad de precio, por aquello de que los hoteles están medio habitados, porque la familia tira todavía mucho.

Dígase lo que se diga, la mariscada nacional esta en la agenda de todos. Nadie se librará. Los más inteligentes se conformarán con una lata de mejillones (Conservas Franco, Los Peperetes, o Paco Lafuente) en escabeche o a la gallega de 6/8 piezas los 115 gramos. La inmensa mayoría seguirá rindiendo pleitesía a los Pescanova a la plancha o con mayonesa. Unos pocos paganos se engañaran a sí mismos apoquinando 250 euros, o quizás 350, por el kilo de percebes o gambas rojas; eso sí, sin garantía. Ostras, almejas y berberechos representan una solución sabia, por asequible y fresca; nadie se equivoca, y si se da cuenta, que cambie de aptitud en el futuro.

Si darse a la centolla o a la langosta es emprender un paseo por el alambre, lo del pescado salvaje es poco menos que darse de morros con la pista. Este es un circo imposible reservado a equilibristas con capacidad de conocimientos para salir airosos del triple salto mortal. Claro que es preferible morir en el intento que pudrirse de asco oliendo a piscifactoria; so pena que nos pongamos una pinza en la nariz o que la embadurnemos de ketchup.

A por las verduras de temporada (alcachofas, cardo, berza, etc.), a por el foie gras semiconserva, a por el salmón ahumado, a por las anchoas en salazón o en aceite, a por el jamón de cerdo ibérico (¡Ojo que haya comido bellota), a por los embutidos de casta, a por las ostras, a por las almejas, a por el pollo de pueblo de carne negras adquirido a un conocido, a por el lechazo castellano comprado en origen, a por los panetonne de Totel, a por los turrones de A.M. Monerris, Pablo Garrigós, o Primitivo Rovira, a por los mejores quesos del mundo, a por los grandes vinos y las más exultantes burbujas, manjares y néctares que no se ven alterados por las aglomeraciones irracionales.

Recuerde, las Navidades gastronómicas empiezan el 7 de enero, día en que sobra de todo y en que su dinero vale el triple. No sea uno más. Salga del paso con la mejor Navidad posible o alternativamente, piérdase por otros mundos. El año que viene más y peor; seguro. ¡Ah! Siempre queda el consuelo de encargar la comida en un restaurante: a precio de boda y sin servicio. Así es, si así os parece, la fiesta de los pastores y ovejas.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.
CRÁPULA 2008
CRÁPULA 2008

CRÁPULA VINOS Gabriel Martínez Valero Wine Manager Teléf. 662 380 985 968 781 855 e-mail: gmartinez@vinocrapula.com

(+) Más catas de vinos.