Preguntas mal digeridas

05-12-2006

Preguntas mal digeridas

Galletas con fibra

La fibra se ha convertido, de acuerdo con las poderosas campañas publicitarias impulsadas por la industria, en la varita mágica que resolverá nuestros problemas de salud. Es una de las preguntas que se formulan los consumidores saturados por anuncios de este y otros productos, generalmente adecuados, pero que llegan a nosotros sin las debidas explicaciones. La ciencia y los prospectos son, a menudo, el árbol que nos impide ver el bosque de nuestras dudas. Sobre fibras y otras cuestiones, he aquí una serie de aclaraciones.

La fibra sólo se encuentra en los vegetales sin refinar
Verdadero. La fibra, dicho de una forma sencilla, engloba todas las materias vegetales que nuestro aparato digestivo no puede digerir, y por tanto, absorber. Hay fibras insolubles (celulosa, lignina y ciertas hemicelulosas como las de los cereales) y solubles (gomas, mucílagos, sustancias pépticas) propias de frutas, legumbres y hortalizas. Hay que tomar todos los días unos 25-30 g. de fibra, que se consiguen consumiendo 120 g. de pan integral (10 g. de fibra), 80 g. de lentejas (9g.), 2 naranjas (6g.), 1 manzana (3 g.) o 1 tomate (1 g.).

El consumo de fibra ayuda a adelgazar
Falso. Aunque es probable que una dieta rica en fibra tenga menos calorías y sacie aportando menos energía, la fibra en si misma no ayuda a adelgazar. Se recomienda en las dietas hipocalóricas por su capacidad para ‘llenar’, pero no adelgaza. Un gramo de fibra apenas aporta 3 calorías de glúcidos complejos que pueden ser atacados en mayor o menor grado por la flora intestinal.

La fibra combate el estreñimiento
Verdadero. La fibra no es la panacea pero es fundamental para la salud. Un contenido adecuado de fibra en la comida se relaciona con el movimiento del intestino, ayuda a mantener el peso, y unos niveles de glucosa y colesterol adecuados. Pero no debemos ser exagerados, porque cantidades superiores a 50 g. diarios pueden irritar el intestino y entorpecer la absorción de algunos minerales.

Los niños no padecen hipertensión
Falso. Según datos del Consejo General de Colegios Farmaceúticos, entre el 5 y 10% de la población infantil y de edad escolar entre el 20 y 25% de los adultos y el 50% de los ancianos padecen hipertensión arterial. Una dieta con control de grasas y sal, y rica en frutas y verduras puede prevenirlo. Los dulces, tan utilizados en el desayuno o la merienda, ricos en grasas saturadas y azúcares, perjudican la salud infantil como se demuestra en numerosos estudios.

El desayuno ideal para los niños debe tener un vaso de leche y galletas
Falso. Los niños deben tomar unas 450-500 calorías en el desayuno, la cuarta parte de las diarias, y se compondrá de : zumo de naranja o de otra fruta, yogur con miel y cereales tipo ‘crunch’ con leche, unas galletas. Como los pequeños se cansan de tomar siempre lo mismo, conviene alternar los zumos, los tipos de yogur e introducir un pan sabroso.

Beber mucho alcohol es perjudicial
Verdadero. El consumo excesivo de alcohol activa los radicales libres y acelera el desgaste que estos componentes producen en el organismo. Este proceso desemboca con frecuencia en enfermedades cardiovasculares, cirrosis de hígado y otras enfermedades crónicas. La vitamina C actúa como antioxidante protector y atenúa la actividad de estas moléculas.

Beber agua mineral es saludable
Verdadero. Es cierto, aunque conviene matizar. El efecto beneficioso de las aguas minerales (favorecen la eliminación de residuos metabólicos a través de la orina, tienen una acción óptima general y sobre el aparato digestivo) depende de su composición. Las aguas carbónicas aumentan las secreciones gástricas y el apetito, las bicarbonatadas son útiles en el tratamiento de afecciones gástricas, las ferruginosas se utilizan como remedio en afecciones de sangre y anemia y las sulfatadas son útiles en tratamientos del hígado y vesícula biliar. Pero, por ejemplo, las que tienen sodio elevado no convienen a los hipertensos, o las ricas en calcio a las personas propensas a tener cálculos renales.

La planta del tomate procede de México
Falso. Procede de Sudamérica y particularmente de Perú y hoy se ha hecho imprescindible en la cocina mediterránea. Actualmente, con los cultivos de invernadero, hay tomates todo el año, pero esta planta vive mejor con el calor de septiembre y su ciclo natural termina con el otoño. Bajo en calorías (unas 20 por 100 g.), contiene azúcares en forma de fructosa y es un antioxidante carotenoide llamado licopeno al que algunos estudios confirman como protector del cáncer, y sobre todo el de próstata. También se ha demostrado que los bebedores de zumo de tomate tienen tasas bajas de nitrosaminas, un potente cancerígeno.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Las Reñas Monastrell Rosado 2002
Las Reñas Monastrell Rosado 2002

Bodegas del Rosario Avda. de la Libertad, s/n Bullas

(+) Más catas de vinos.