¡A COMER!

02-12-2003

¡A COMER!

Los expertos dicen que faltan frutas, verduras frescas y pescado, y sobran salsas y postres elaborados

Dice la sabiduría popular que como en casa no se come en ningún sitio. Pero lo cierto es que uno de cada cinco trabajadores tiene que comer en bares y restaurantes al menos una vez a la semana para poder atender sus obligaciones laborales. Muchos deben hacerlo, incluso, todos los días, de lunes a viernes. En estos casos, encontrar menús que permitan mantener una dieta equilibrada se convierte en una necesidad.

Pero, ¿es posible cuidarse el estómago, la línea y la salud cuando la comida más importante del día depende de terceras personas y de un menú limitado por su precio, alrededor de ocho euros? Los expertos responden que sí se puede, aunque aprovechan también para alertar de una realidad que no siempre se ajusta a la teoría.

Los menús populares que se ofrecen en Murcia están, en muchos casos, muy alejados de lo que los nutricionistas entienden como dieta saludable. Faltan verduras y pescados frescos. Los productos del mar, tan cercano a nuestro plato, quedan relegados por la carne. Sobran también frituras y salsas.

El problema, dice el cocinero Francisco García, de la Escuela de Hostelería de Murcia, comienza con la propia planificación de los menús del día. Muchos restaurantes «no cuentan con personal formado» para diseñar dietas equilibradas y nutricionalmente apropiadas.

Pero la culpa de que quien come fuera de casa no se alimente de forma correcta no sólo es del restaurante. También, y en gran medida, del propio cliente. Un ejemplo muy sencillo lo encontramos en los postres. «Normalmente hay fruta del tiempo, pero la gente tiende a pedir postres elaborados. Tomarlos de vez en cuando, como excepción, está muy bien. Pero hacerlo de forma cotidiana es una barbaridad». Pedro Manuel Segura, Jefe de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital de Yecla, aconseja no olvidarse nunca de las verduras y hortalizas

Una mayoría de menús ofrecen ensaladas. «Con eso y un buen plato principal, estamos servidos».

Raciones frugales

La hora de la comida supone una pausa en la jornada laboral. Pero comer fuera de casa implica que podremos reposar menos los alimentos. La actividad continuará después de los postres y el café. Por eso, es conveniente optar por menús digeribles. Algo que se consigue con platos bajos en grasa, sin especias y con poca sal. En las carnes, por ejemplo, es más saludable tomar unos filetes a la plancha que unas recetas plagadas de salsas que recordaremos hasta la hora de la cena.

Para beber, lo mejor es el agua. Y también el vino. «Una vaso de vino es bueno, cardiosaludable, pero sólo uno», recalca Pedro Manuel Segura. Si nos pasamos con comida y bebida, la sangre se concentrará en el estómago y no en el cerebro. La tarde se hará bastante cuesta arriba. Para la comida diaria, lo mejor es echar mano de la tradición. «La cocina de autor debe quedar para los fines de semana», asegura Francisco García. Para el día a día, es necesario tomar buenos arroces y cocidos de los de toda la vida.

Y además de la calidad gastronómica, el restaurante debe cuidar el aspecto lúdico. Tiene que haber poco ruido y permitir que el comensal se sienta cómodo. Algo alejado de muchos locales, con la televisión a todo trapo y todo el mundo hablando a gritos. Recuerde que comer estresado dificulta la digestión. Así que relájase y disfrute. Al fin y al cabo, comer es un placer.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.
Casa de la Ermita Petit Verdot 2001
Casa de la Ermita Petit Verdot 2001

Bodegas y Viñedos Casa de la Ermita Alfonso X, 2 - 1º C Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.