El Verdel

05-06-2003

El Verdel

EL VERDEL

Este pez de la familia de los escómbridos recibe también el nombre de caballa y sarda. Es relativamente esbelto y su piel brillante tiene un color azul metálico con rayas negras en el lomo y un tono plateado en el vientre. Vive en el Atlántico, desde Noruega hasta las costas de África, en el Mediterráneo y en las costas de Estados Unidos y Canadá, en grandes bancos entre sardinas y arenques. En invierno desciende a las aguas más profundas y en primavera se acerca a las costas, permaneciendo cerca de ellas hasta septiembre.

Donde el pescado blanco es cada día más escaso, mandan estas especies injustamente despreciadas sobre las que todavía pesan prevenciones heredadas del pasado. Son una auténtica despensa ictiológica nutritiva, barata y suculenta. El verdel está en los mercados todo el año, pero su presencia aumenta de febrero a mayo, cuando se acerca a la costa.

El verdel, el bonito y la anchoa son los tres pescados azules esenciales para nuestro organismo: ricos en proteínas de alto valor biológico, grasas insaturadas con alto contenido en omega-3, calcio y fósforo en cantidades elevadas y yodo, una sustancia fundamental para incorporarse a las hormonas tiroideas y prevenir el bocio. Aportan vitamina A, que favorece la visión y la piel reseca; la D, importante en la absorción del calcio y la prevención del raquitismo, y la B12, que resulta beneficiosa para la absorción del hierro y evitar las anemias.

En esta riqueza natural del verdel hay que destacar sus omega-3, que ahora se incorporan a la leche o el pan, y que tienen los siguientes efectos beneficiosos para la salud: reducen el colesterol y los triglicéridos en sangre; actúan contra la arteriosclerosis, las enfermedades coronarias y asmáticas y los procesos inflamatorios. Disminuyen, además, la presión arterial sanguínea y algunos tipos de dermatitis. Recientes investigaciones apuntan efectos inhibitorios contra algunos tipos de cáncer.

Este pescado azul se altera con facilidad y, debido a sus numerosas espinas, su preparación es laboriosa. Se puede consumir hervido, a la plancha, a la parrilla y en papillote.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.