El chocolate, manjar de dioses

08-04-2003

El chocolate, manjar de dioses

Un científico europeo, enamorado del chocolate, apellidó en griego al cacao como theobroma, que literalmente quiere decir comida de dioses. Era de todos conocido que los dioses germánicos, con Wotan a la cabeza, se alimentaban de hidromiel, pero el sabio pensó que los moradores del Olimpo azteca preferirían, sin duda, el aromático chocolate.

El cacao fue introducido en Europa por los conquistadores. Los cronistas de sus hazañas, Bernal Díaz del Castillo y Bernardino de Sahagún, describen minuciosamente sus usos y propiedades. Según cuentan, Moctezuma dio la bienvenida a Cortés, con una ofrenda de espumoso chocolate, servido en vasos de oro puro.

Esta fragante bebida era propia de nobles y de guerreros y se preparaba mezclada con miel, vainilla, flores y pimienta de Cayena. Para hacerla más ligera, se vertía desde una cierta altura haciéndola espumar.

Cortés envió semillas de cacao a España. Según él mismo había podido comprobar, era una fuente poderosa de energía: «Una copa de esta preciosa bebida pone a un hombre en condiciones de aguantar un día entero de marcha, sin necesidad de otro sustento». La afirmación era ciertamente exagerada, aunque el cacao contiene un poco de cafeína y otros estimulantes.

El primer cargamento de chocolate llegó a Sevilla en 1585. La Iglesia Católica lo miró al principio con sospecha, prohibiendo su consumición durante la Cuaresma, hasta que el cardenal Brancatio, adicto al chocolate, decretó que al fin y al cabo no era más que una bebida y que podía por tanto tomarse, incluso en días de ayuno.

Casi durante cien años, el chocolate se consumió con delicia y secreto en España. Sólo mucho más tarde fue conocido en Europa. La idea de mezclarlo con leche se atribuye a sir Hans Seoane, médico de la reina Ana de Inglaterra, que vendió la patente a un farmacéutico de Londres.

Receta: Bavarois de chocolate

Poner 3 hojas de gelatina a remojo en un plato y 65 gramos de chocolate rallado en una taza. Untar ligeramente un molde de 3 decilitros con mantequilla fundida. Cocer en un cazo 2,5 decilitros de leche con vainilla. Verter la mitad de la leche sobre el chocolate y, cuando se ablande, revolver hasta que quede liso y diluirlo en la otra mitad de la leche.

En un bol aparte batir 3 yemas con 70 gramos de azúcar hasta que queden espumosas y añadir la leche con el chocolate casi a punto de hervir. Fuera del fuego, añadir la gelatina escurrida y mezclarla hasta que temple. Cuando empiece a cuajar, mezclar 2 decilitros de nata batida. Llenar el molde y meterlo inmediatamente en el frigorífico hasta que cuaje.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

HACIENDA PINARES Monastrell Dulce 2007
HACIENDA PINARES Monastrell Dulce 2007

Bodega Hacienda Pinares c/ San Juan Bautista, 18 02500 Tobarra ( Albacete) telf.: 967 327 174 móvil 609 108 393

(+) Más catas de vinos.