Cuenta pendiente

28-01-2003

Cuenta pendiente

Es de muy mal gusto leer en infinidad de cartas de restaurantes lujosos: «Pan y mantequilla, X euros». Es un servicio impuesto que se carga directamente en la factura sin consentimiento alguno del cliente. Por pura coherencia, si es norma preguntar si se desea agua antes de servirla, lo lógico es pensar que el comensal debe ratificar cuanto se le vaya a cobrar. Es decir, si se le va a facturar el pan y la mantequilla, o el aceite de oliva que viene ocupando en los últimos años su lugar, o cualquier engaña-estómagos, se requiere consulta previa y confirmación. ¿Por qué va a tener que abonar ese tentempié quien no haga uso de él? Y más, siendo plenamente conscientes de que muchos gourmets se niegan a distraerse con él.

Este impuesto abusivo sitúa al cliente en una posición perdedora. Se da por hecho y se cobra de hecho. Con lo que obligan a rechazarlo y, como se va a incluir en la nota, casi seguro, no le dejan otra salida que la reclamación. Sabedores de que, por 6 o 12 euros, muchos callan, se aprovechan de la timidez del usuario del restaurante, que no quiere pasar por un miserable. Sin embargo, deberíamos mostrar la suficiente autoestima para no dejarnos quitar la cartera como tontos.

Esta misma triquiñuela es extensible a otros detalles de poca monta. Si le ofrecen un aperitivo cuando llega al establecimiento o se sienta a la mesa, y da su conformidad, no se haga la ilusión de que se lo van a regalar. Tal gentileza puede ocurrir excepcionalmente, pero lo habitual es que pase por caja.

La calculadora

Estos equívocos son, no obstante, menudencias al lado de los errores organizados. Hay restaurantes, sobre todo, de paso –ferias, espectáculos masivos, turísticos–, en los que se equivocan de forma sistemática, con dos artimañas. La práctica más frecuente es la inclusión de algún plato no sacado a la mesa; la más sibilina es la que dispara el monto total de la factura por encima de la suma matemática.

Nadie piensa que las máquinas van a fallar, pero yerran los ordenadores y las personas. En un restaurante del Recinto Ferial de Madrid Juan Carlos I nos ha sucedido en dos ocasiones, y les ha ocurrido a otros visitantes que comían en ese mismo establecimiento. La suma de los distintos servicios no coincidía con el total de la factura, siempre mayor. El engaño se sustenta en una pauta general, por tiempo, vergüenza, etc.: nadie coge una calculadora y echa cuentas.

En otro plano hay que situar lo que nos ocurrió recientemente en un restaurante donostiarra. Era una cena social entre cuatro personas que, al mediodía, habíamos tenido comidas –de trabajo unas, y gastronómica otras–. Su propósito, pasar un rato con foráneos y locales a la par que se picaba un poco. Se solicitó una botella de vino, dos raciones de jamón y cuatro de rodaballo. El propietario sacó por su cuenta y sin ninguna consulta cuatro helados de perejil como aperitivo, dos raciones de habitas con morcilla y cuatro canutillos de crema de manzana. Por cierto, estos sólo se degustaron, ya que se los llevaron prácticamente intactos, dado el poco apetito, su pastosidad y oxidación.

Cuál no sería la sorpresa cuando, al mirar al día siguiente la factura, el invitado leyó que incluía los cuatro helados de perejil, las dos raciones de habas y los canutillos. Conclusión: no todo el mundo es de fiar. Examine sin ningún rubor y con todo el tiempo que precise las notas en el comedor y no admita que le cobren aquello que no haya pedido expresamente o dicho sí tras el ofrecimiento.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Las Reñas Monastrell Rosado 2002
Las Reñas Monastrell Rosado 2002

Bodegas del Rosario Avda. de la Libertad, s/n Bullas

(+) Más catas de vinos.