Las zanahorias

20-08-2002

Las zanahorias

Durante todo el año tenemos a nuestro alcance esta hortaliza, que constituye un regalo para la salud. Su composición la convierte en un alimento casi insustituible, con multitud de propiedades beneficiosas.

Su origen se sitúa en Oriente Medio y Asia Central. Los pueblos mediterráneos ya la consumían hace más de 2.000 años de forma silvestre, pero en su registro actual, robusta y de color anaranjado, surgió en el siglo XVII, gracias a los trabajos agronómicos de expertos holandeses. En la actualidad, se cultiva en todo el mundo.

La zanahoria aporta gran cantidad de betacaroteno o provitamina A, responsable de su color anaranjado (1.300 mg/100 g.), que, después de sufrir en el organismo la digestión de las grasas, debido a que se trata de una vitamina liposoluble, se absorbe en el intestino y se transforma en vitamina A en el hígado, eliminándose sin problema el exceden- te y otros carotenos.

Contiene también vitaminas C, B1, B2, B6 y ácido fólico; azúcares, como la levulosa y dextrosa, de asimilación directa; ácidos málico y silícico; inositol; diversos fitosteroles y una esencia (carotina); daucarina, una sustancia de gran poder vasodilatador; potasio; calcio; fósforo y yodo; cero colesterol y muy buenas fibras (2,90 g. por 100 g.). Suministra apenas 30 calorías por cada 100 gramos; un porcentaje similar al de medio huevo cocido.

Posee virtud antianémica, porque regenera los glóbulos rojos; es campeona en vitamina A, indispensable para la síntesis y las funciones de la piel –facilita la reproducción celular y la actividad de la melanina, así como la protección de los epitelios y la detección de la luz en la retina–; favorece las funciones digestivas; contiene sustancias hipoglucemiantes que la hacen recomendable a los diabéticos; aumenta la resistencia general del organismo, reforzando las defensas naturales y la lucha contra el cáncer; es depurativa y diurética, por su riqueza en potasio; ayuda a luchar contra el estreñimiento, debido a su riqueza en fibra insoluble y otra soluble que ayuda a bajar el colesterol; es buena para los lactantes que padecen diarrea –se les puede dar zumo de zanahoria en vez de puré; y es un alimento alcalinizante.

Puede suceder que las personas que consumen mucha zanahoria presenten una piel fuertemente pigmentada; el caroteno, sobre todo, tras la exposición al sol, provoca esa tonalidad cutánea. En este caso, conviene abandonar la ingesta exagerada, y la piel recuperará pronto su color natural.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.
Casa Cisca 2003
Casa Cisca 2003

Bodegas Castaño Ctra. Fuenteálamo, 3 30510 Yecla Tf.: 968 79 11 15 Fax: 968 79 19 00 E-mail: info@bodegascastano.com

(+) Más catas de vinos.