Los espagueti y Marco Polo

00-00-0000

Los espagueti y Marco Polo

La historia de que Marco Polo volvió de China trayendo a Italia la receta de los espagueti es uno de los mitos más arraigados en la literatura gastronómica. Hace sólo un par de semanas, un suplemento dominical resucitaba una vez más esta teoría, atribuyendo el mérito de la introducción en Occidente de este tipo de pasta a «los hermanos Mafeo y Nicolás Polo y su sobrino Marco». Sin embargo, esta afirmación es aparentemente errónea.

Algunos historiadores actuales ponen incluso en duda el hecho de que el genial veneciano llegara a penetrar en el reino prohibido, aunque otros estudiosos respaldan por completo la veracidad de sus viajes. Los primeros argumentan que en sus relatos existen una serie de carencias, de imprecisiones, que dan lugar a la sospecha. Entre otras, deja de citar el té y la escritura ideográfica y sus descripciones de la geografía del país y las distancias entre las ciudades no es ni aproximada.

Pero aparte de la polémica existente en torno a este genial aventurero y los lugares en los que estuvo, sí hay un dato cierto: en II Milione, que es como se tituló en italiano medieval el relato de sus viajes, no se citan, que yo sepa, los espagueti.

Excedente de guerra

Hay, sin embargo, otro argumento aún más poderoso. Los espagueti no son ni con mucho la forma más antigua de pasta. Hacer cintas, pasta plana e incluso macarrones, era sencillo y está documentado que los preparaban griegos y romanos antes de nuestra era. Pero lograr las finas hebras de fideos y espagueti requería de prensas poderosas y máquinas de extrusión, que no se inventaron hasta la mitad del siglo XIX.

La primera referencia escrita de los espagueti aparece en un diccionario dialectal de la región de Piacenza en 1836, pero hasta 1846 la palabra no se hizo común en lengua italiana.

Esta variedad representa dos terceras partes del consumo mundial de pasta y no es extraño que se la haya querido buscar rancios abolengos. Sin embargo, platos como los Spaghetti alla carbonara parece que se inventaron en 1944 durante la ocupación americana, con el fin de aprovechar las raciones de bacón y huevos que suministraba la intendencia militar.

Receta: Espagueti carbonara

Cortar finalmente 1 cebolla y sofreirla con 200 gramos de panceta cortada en dados pequeños y 30 gramos de mantequilla. Cuando la cebolla empieza a dorarse, añadir 1 vaso de vino blanco seco y dejar que se evapore lentamente. Batir en una terrina 1 huevo en tortilla, 50 gramos de queso rallado, 1 cucharada de perejil picado, sal y pimienta. Cocer al dente 600 gramos de espagueti en agua abundante con sal. Verter la pasta caliente en la terrina. Mezclar y poner encima la panceta. Servir inmediatamente.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

HACIENDA PINARES Monastrell Dulce 2007
HACIENDA PINARES Monastrell Dulce 2007

Bodega Hacienda Pinares c/ San Juan Bautista, 18 02500 Tobarra ( Albacete) telf.: 967 327 174 móvil 609 108 393

(+) Más catas de vinos.