Para compartir el tapeo

Para compartir el tapeo

La plaza del Refugio ha cambiado considerablemente. Además de no haber tantos zagalones tomando minis de cerveza a cualquier hora del día, las mesas desportilladas y la decoración casual en algunos de sus locales, encontramos el bar-restaurante Pepita Pulgarcita como principal centro gastronómico de la plaza y su entorno. No es que no haya más locales de comida -esta zona está repleta- sino que en la propia plaza, Pepita Pulgarcita muestra una decoración cuidada y una carta de tapas especialmente pensada para un público joven y dinámico que busca algo más que mistela y cascaruja y esto al caminante, cuanto menos, le llama la atención.
El local dispone de varias mesas en la plaza para disfrutar de la cervecita en la terraza, pero son las dos y cinco minutos del mediodía y prefiero comer dentro y no cocerme al sol antes de tiempo. Imagino que por la noche sí que aprovecharía la oportunidad de cenar a cielo abierto en esta zona donde los coches tienen prohibido el paso.
En el interior encontramos un comedor pequeño pero coqueto. A simple vista me parece un sitio ideal para hacer una comida animada con amigos que no vemos desde hace años o para aquellos encuentros en los que prefieres evitar los manteles de lino para que la cerveza corra con más gracia. Informal, pero con estilo, puesto que a pesar de tener solo mesas altas, las sillas son muy confortables.
La carta se divide en tapas individuales y para compartir. Comienzo por una selección de croquetas donde encontramos fuertes sabores de chorizo, setas y jamón. El triunvirato tiene un rebozado consistente y nada aceitoso. Bastante correctas las tres.
La ensalada Pepita es la más demandada por la parroquia que aprecia la combinación de sabores de la vinagreta dulce con manzana y del marisco. También en la sección de tapas para compartir encontramos el calamar a la plancha con alioli de pimiento de piquillo. Está relleno de pimiento verde pochado y rociado con un aceite aromatizado con albahaca. El alioli debería llevar una advertencia por la adicción que puede provocar al comensal que se disponga a cargar con un trozo de pan.
Media ración de verduras en tempura es suficiente para comprobar la excelente técnica de fritura de la cocina. Los crujientes bocados parecen haber sido rebozados con Harinas Yolanda y vienen acompañados por una salsa agripicante de quinta gama -la que nos ponen en los restaurantes chinos- y, otra vez, por el aceite verdoso que anteriormente acompañaba al calamar. Un plato muy parecido al que nos haríamos en casa el día del fútbol.
Risotto de setas
El risotto de setas es una de las especialidades del local, pero en esta ocasión no está muy acertado. Aunque al igual que con las croquetas, el chef se ha encargado de dar un sabor potente al plato, la cremosidad natural que se espera de este plato es bastante mejorable. Quizás la 'mise en place' de este plato no ha sido del todo correcta y lo que en cocina se ha realizado para preparar el arroz ha perjudicado el resultado final.
Para terminar con el mundo salado, pruebo la mini hamburguesa de la casa. Viene acompañada con unas patatas cuadradas caseras con un toque de lo que parece ser miel de caña, una crema de mostaza que pinta el plato y, entre los dos panes de chapata, una buena carne de ternera, queso brie y cebolla caramelizada.
Para quien busca abundantes frutos rojos en los postres, les recomiendo la tarta de queso. Bien compactada la base de galleta y nata montada como decoración del plato, este postre casero se muestra como un buen punto final para terminar al centro, ya que parece un tanto excesivo para darle cuenta de manera individual.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

HACIENDA PINARES Monastrell Dulce 2007
HACIENDA PINARES Monastrell Dulce 2007

Bodega Hacienda Pinares c/ San Juan Bautista, 18 02500 Tobarra ( Albacete) telf.: 967 327 174 móvil 609 108 393

(+) Más catas de vinos.