Jóvenes bocados

Jóvenes bocados

SERGIO GALLEGO

Enmendando algunas deficiencias culinarias que más adelante puntualizaré, The Tree Tomato cumple con todos los requisitos necesarios para convertirse en uno de los restaurantes con más futuro del panorama murciano. Y no lo digo yo, sino que ha sido el propio Ferran Adrià quien hace poco aseguró que «el futuro de la restauración pasa por las tapas y la comida informal».

Según se desprende de estas palabras, los días de los elegantes, refinados y afrancesados locales se han acabado, dando paso a espacios con la misma filosofía que tiene The Tree Tomato.

El salón recuerda a un bar por su mobiliario de mesas altas y por la gigantesca pantalla de televisión que decora una pared del establecimiento. Boquerones, puntillas, marineras, gambas al ajillo, ensaladillas, ibéricos y quesos manchegos encabezan una carta con gran protagonismo de sabores y recetas orientales, como las verduras en 'tempura', los rollitos de primavera con salsa dulce de chile y menta o la minibrocheta de pollo Yakitori.

Una de las especialidades son las tortas de pan de leña, de sobrasada ibérica con queso fresco y miel, brie con cebolla caramelizada, queso de cabra con 'coulis' -puré- de grosella y crujiente de cebolla o de huevo de codorniz y foie fresco a la plancha, que fue mi elección. La ración es generosa, como para dos personas, y el bocado de la yema de huevo con el foie poco hecho una verdadera experiencia.

A pesar de haber ensaladas -César y griega-, estando en un local que se denomina The Tree Tomato me parece obvio pedirme un tomate 'partío' con ventresca de atún. El tomate viene graciosamente intercalado con el pescado en conserva, pero no resplandece por tener un sabor gustoso y dulce.

Seguidamente, llega a mi mesa un plato asiático en forma de una excelente y maravillosa 'tempura' de verduras. El color del rebozado de este plato debe ser -o lo es- lo más blanco posible. Nada de color dorado o tostado, sino blanco. El crujiente que envuelve a las dulces hortalizas -berenjena y calabacín- es firme y sin rastro de aceite. Me gusta coger los cascos de verdura rebozada con las manos para mojarlos en la salsa de soja antes de engullirlos. Una verdadera delicatessen.

El siguiente plato, unas minihamburguesas de atún, pusieron la nota de color a la cena, ya que recibí una sorpresa cuando el camarero me acercó ocho croquetas redondas acompañadas de salsa de yogurt, en vez de las 8 mini hamburguesas que esperaba. Las croquetas estaban muy buenas, con un gran sabor a atún y un buen crujiente, pero llamarlas minihamburguesas por el simple hecho de estar compuestas de los mismos ingredientes -carne, tomate, lechuga, cebolla y pan (rallado en este caso)- que las croquetas, confunde al cliente.

En la carta también podemos encontrar huevos rotos con jamón ibérico y con gulas, solomillo de ibérico, 'tataki' de atún, cremas de puerros, calabacín y patata, lentejas con foie, pizzas y hamburguesas. Estas últimas llevan un pan redondo firme y sabroso, tomate 'cherry' y cebolla caramelizada perfectamente conseguida. Las sirven en placa de pizarra con unas buenas patatas fritas caseras y tres salsas -mahonesa, ketchup y mostaza-.

De postre pido leche frita, aunque también hay copa de helado, tarta de queso fresco y arándanos, 'brownie' con salsa de chocolate y helado de vainilla, entre otros. La elaboración de la leche frita es un tanto pesada, ya que hay que dejar enfriar la mezcla de leche y harina para que solidifique y sea manejable como un trozo de queso fresco. Después debe ser rebozada en huevo y frita. Precisamente es el calor de la fritura el responsable de que la masa adquiera ternura y esponjosidad. Pues bien. A mí me sirvieron un trocito de esta masa sin rebozar y sin freír, por lo que se pueden ustedes imaginar lo frío y empalagoso que resultó el bocado. Una pena.

A mi marcha, tanto la planta baja como la primera habían sido ocupadas por varios grupos de jóvenes para los que los restaurantes de tapas informales no son el futuro, sino el presente de la cocina murciana.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.
CRÁPULA 2008
CRÁPULA 2008

CRÁPULA VINOS Gabriel Martínez Valero Wine Manager Teléf. 662 380 985 968 781 855 e-mail: gmartinez@vinocrapula.com

(+) Más catas de vinos.