LA CABAÑA

LA CABAÑA

Pablo González. / J.M.G.

JOSÉ MARÍA GALIANA

La puesta en escena del restaurante La Cabaña es una manifestación de buen gusto, una declaración de ingenio y originalidad que hace muy grata la estancia, una decoración cálida, relajante, envolvente y despejada, un espacio rodeado de amplios ventanales en torno a un jardín salapicado de estanques, rocallas, juego de palmeras, surtidores y esculturas de Flyppy que también se prodigan en el interior.

Es una cabaña, en efecto, pero de proporciones espectaculares, con tarima de madera, sillones de diseño, mesas muy amplias, manteles de hilo y una vajilla de actualidad.

Pablo González apuesta así por una fórmula muy extendida en ciertos restaurantes de campanillas: compaginar la carta de un salón de banquetes y la de un restaurante de vanguardia, un tanto exclusivo y experimental, basado en la cocina de mercado y en referencias tan autóctonas como el servicio de pan y pimentón, tres platos de cuchara, una original deconstrucción del zarangollo, un mar y huerta, una crema fría de chorizo, manitas guisadas, bacalao confitado, paletilla de cabrito, pichón asado o tocino de cielo, es decir, recetas, ingredientes y sabores que nos resultan familiares.

«La degustación de un plato debe dejar un recuerdo, si no queda nada en la memoria, significa que me he equivocado», escribió Alain Ducasse en La ciencia del gusto, reflexión que Pablo incluye en la carta. Tras una prolija degustación, cabe decir que sus platos están bien compensados y no dejan indiferentes, otra cosa es que unos gusten y sorprendan más que otros, como el feliz maridaje de la compota de calabaza con crema de olla gitana, helado de ajo y una hojita de hierbabuena, y el estupendo carpaccio de buey relleno de queso de cabra con mousse de patata, vinagreta de Módena, maíz, ali oli y espinaca roja.

Otros aciertos son el lomo de atún rojo con frutos de mar y huerta, el rulo de foie con monastrell texturizado y pipas de calabaza garrapiñada, y el pichon asado en su jugo con dátiles del Huerto del Cura y vinagreta de naranja sanguina.

Por el contrario, la frambuesa no aporta nada a la paletilla de cabrito confitada con aceite de romero, y el gazpacho de bogavante con gamba roja peca de exceso de ajo, desajustes propios de la incipiente andadura.

Priman las virtudes. Los precios son ajustados -el menú degustación se cotiza a 39 euros-, y la carta de vinos tiene referencias muy estimables e insólitas en la restauración local.

Aldara, una gaditana, ejerce de maitre con sensibilidad y eficacia, como el resto del personal.

La luz tamizada, el silencio, la jardinería y una cierta atmósfera étnica invitan a volver. Visita obligada.

LA CABAÑA
Urbanización Buenavista. s/n.
30120 El Palmar. Murcia.
Tfno: 968 379 813
Menú degustación: 39,07 euros
Cierra: sábados, domingos y noches, excepto el jueves.
Aparcamiento
Puntuación: 7,5


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

VIÑA BETOLA Blanco 2010
VIÑA BETOLA Blanco 2010

Bodegas PÍO DEL RAMO Ctra. Almansa, s/n 02652 Ontur (Albacete) Tf. y Fax 967 323 230 e-mail: info@piodelramo.com www.piodelramo.com

(+) Más catas de vinos.