PARADOR DEL MAR MENOR

PARADOR DEL MAR MENOR

El Parador del Mar Menor / LA VERDAD

Pocos restaurantes ofrecen una vista tan hermosa y dilatada como el Parador del Mar Menor, varado a orillas de la vieja albohera, a tiro de piedra de las salinas de Marchamalo. Aquí el paisaje rola, como el viento, y el afortunado espectador disfruta por igual de la comida y de los matices que la luz, en el tránsito hacia el atardecer, dibuja al otro lado de la ventana: el azul del mar de invierno, el relieve de los islotes del Mar Menor, la vela blanca que deja un surco de oro.

Si no salta el lebeche puede comer a dos metros del mar, en una terraza de tablones, aunque el interior no es menos apetecible: muros de piedra vista, viguería y ventanas de madera, mobiliario de forja y de mimbre, suelo cerámico y una chimenea acristalada en el centro de la estancia.

Desde octubre dirige los fogones Pablo Martínez, cocinero precoz aleccionado en los fogones de Alfonso Ortega (La cocina de Alfonso). Cursó estudios de restauración y técnica de cocina en Cartagena, su ciudad natal, y ha madurado en restaurantes de la talla de Echaurren, Aldebarán, Atrio , Tragabuches y El Poblet, un excepcional ramillete de cocineros.

Pablo es partidario de la nueva cocina elaborada con los mejores productos de temporada (la carta especifica que hay pescados del día); sus platos se caracterizan por la riqueza de los contrastes, dulce/ácido/salado/agrio, salsas agridulces muy atenuadas y sabrosas que denotan el paso por restaurantes de prestigio. La presentación es otro capítulo a destacar por cromatismo y laboriosidad.

Miguel Tajes, ayudante de cocina, y los profesionales que atienden la sala, Flora, Antonio y Juan Antonio, dan el visto bueno a los platos. Tienen buen paladar. Es evidente en el estupendo chupito de crema de patata, bacalao y reducción de zumo de naranja, ingredientes bien ensamblados con el ácido postrero, un paréntesis para conjugarlo con unas golosas y sutiles láminas de foie, membrillo y mango caramelizado con piñones y tostas.

El carpaccio de morrillo de atún con ajoblanco, soja y cebollino aporta una mayor frescura y disparidad de sabores, al igual que la patata con gelatina, compota de berenjena, vieiras escalopadas con foie y salsa agridulce de frambuesa. Es en estas entradas donde Pablo da la verdadera dimensión de su cocina: la base de remolacha con raviolis de calamar, ajos tiernos y habas peladas es un plato suculento, convincente.

Carnes y pescados completan una carta con vocación de ofrecer un menú degustación y cambiar según las estaciones. La carta de vinos escapa de la rutina. Reserve un Calzadilla syrah, crianza 2000, de Tierras de Castilla y pida que la descorchen la botella una hora antes. No olvidará el colofón: sopa de mango, piña y melón; helado de coco, frutos rojos y hoja de menta; chocolate blanco con sirope de fresa natural. Café del bueno.

PARADOR DEL MAR MENOR
C/ El Vivero, 55 La Manga.
Tfno: 968 563 8733
Precio: menú degustación 40 euros
Cierra: lunes, y mediodía de martes a viernes.
Puntuación: 7’50


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.
Ceperos Monastrell Crianza 1999
Ceperos Monastrell Crianza 1999

I. A. LOS CEPEROS S. L. Pago Los Ceperos 30430 Bullas Tf.: 968 27 13 70 Fax: 968 27 13 26 E-mail: info@losceperos.com

(+) Más catas de vinos.