Restaurante Morales

Restaurante Morales

Restaurante Morales

Treinta años han transcurrido desde que la familia Morales dejó la primitiva marisquería de Los Dolores y se trasladó a la calle Perez Casas, toda una vida, que entonaba Machín, y el cliente que toma asiento en el mobiliario de anea tiene la sensación de que nada ha cambiado. Quizá sea esa la causa de la fidelidad que profesan a los hermanos Morales, Pedro y Javier, que atienden puntualmente el restaurante, ajenos a modas y vanguardias, como les demanda la clientela. «Hace cinco años pensamos ofrecer un guiso de cuchara diario y no funcionó. Nuestro cliente es clásico; viene con la idea preconcebida -marisco, jamón de Jabugo, pescado o paletilla de cabrito- y no es partidario de aventuras».

La decoración del establecimienton también debe influir, pues conserva la original estética de mesón con suelo de cerámica, platera huertana, sillas de anea, mesas amplias con mantel blanco, bodegones y paisajes en las paredes, cava de vinos y puros, y un ramillete de trofeos que el padre de familia ganó hasta hace un par de años por su vocación ciclista, en suma, un espacio familiar donde el comensal no se siente extraño. La fórmula funciona tan bien que es obligado reservar mesa a mediodía y a la noche, tanto da que sea un martes o un viernes.

Es cuando menos, sorprendente, pues no ocurre nada parecido en la mayoría de locales. En todo caso es un reflejo de lo que exige el murciano, o un elevado tanto por ciento de ellos: cocina de mercado sin sobresaltos, propia de empresarios, ejecutivos y profesionales que optan por un almuerzo ligero para proseguir la jornada (el grado de confianza llega al extremo de que nadie pide la carta). Los hermanos Morales buscan la mejor materia prima y si la encuentran la compran, pero son honrados y no presumen de lo que no hay.

Para un picoteo inicial puede elegir entre soldaditos de Pavía, huevas y letones, escabeche de bonito con pimientos asados, panaché de verduras, marisco fresco o jamón. De segundo un pescado (lenguado, rodaballo, gallopedro, atún de ijada, merluza, etc. ) o carne, entrecó, solomillo, costillar de cabrito y paletilla de lechal, el plato estrella de la casa, a pesar de que adolezca del jugo, textura y sabor de la carne asada. Más autenticidad deja en los labios el gallopedro, apenas enharinado, o cualquier otro pescado fresco.

Buen queso curado para apurar la última copa de vino, en esta ocasión, Atrium cosecha del 99, un discreto Penedés de pomposo nombre que el grupo Torres está promocionando.

RESTAURANTE MORALES
Dirección: Pérez Casas.
Tfno: 968 231 026
Precio: 30/50 euros.
Cierra sábado noche, domingo y última quincena de agosto.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Escarche 2011
Escarche 2011

Bodegas Hacienda del Carche Ctra. de El Carche, km. 8,3 Apd. de Correos 257 30520 Jumilla (Murcia) Teléf. 968 108 248 E-mail: info@haciendadelcarche.com www.haciendadelcarche.com ...

(+) Más catas de vinos.