Canal Gastronomía > Restaurantes > Restaurantes en la Región de Murcia > Restaurante Las Brisas, mariscos y pescados

Restaurante Las Brisas, mariscos y pescados

Restaurante Las Brisas, mariscos y pescados

Restaurante Las Brisas, mariscos y pescados

Muchos restauradores del litoral adolecen de cierto conformismo amparados en la inmaculada materia prima que llega a sus despensas, ahí es nada, mariscos y pescados recién llegados a puerto, o huevas secadas al sol sobre cañizos impregnados del aire salobre que peina las Encañizadas del Mar Menor.

Lo poco o lo mucho que sale a subasta se les entrega directamente y, por lo general, acaparan las capturas. Las Brisas es uno de esos privilegiados, en un tiempo en que el fletán es lenguado, el langostino de la Mar Chica (Marruecos), del Mar Menor, y el mero es perca del Nilo, pez de agua dulce que se captura en el lago Victoria, a tres días de la costa africana (ambos pertenecen a la familia de los serránidos, que es lo que exige la legislación vigente, pero las diferencias de uno y otro son abismales).

Aquí, en Las Brisas, no hay trampa ni cartón. Es más, promediada la comida, el comensal ve como viran en la escollera los barcos de cabotaje seguidos por una bandada de gaviotas, estampa que se repite a cada barco de pesca que descarga mercancía en la lonja, anuncio de la inminente subasta.

El propio restaurante Las Brisas, que en la década de los setenta era un modesto bar de pescadores, tiene forma de barco, con la popa circular a mayor altura, tres mástiles, jarcias, poleas, cabos, ojos de buey, ruedas de timón, poste de bitácora y una terraza a estribor con salvavidas y defensas de amarre.

Decorado en azules y blancos, desde las ventanas con estores se ve el lomo de Cabo Cope y la bahía de Levante.

El expositor está a la entrada y es una tentación: cigala, gamba roja y blanca de varios tamaños, quisquilla, langosta, salmonetes, pescada, lecha, móllera, calamares, boquerones, musina, letones, bonito y mero auténtico. La relación es susceptible de ampliación si la mar ha sido propicia y han caído en las redes de los pescadores aguileños algún gallo pedro, rape o atún.

El frescor de un pescado es manifiesto si tiene ojos convexos, agallas rojas y escamas brillantes. Por lo que respecta a la la gamba, si la cabeza está negra, es señal de que ha pasado toda la noche en hielo y ha perdido todo su valor nutritivo.

Placer de dioses es un humilde calamar fresco a la plancha con su tinta y una raya de aceite virgen extra, o una fritura de pescado con aceite de oliva del sur, y si me apuran, con aceite de cacahuete, que no transmite gusto ni olor a los alimentos, pero aquí es donde aparece el conformismo, la creencia de que la calidad del producto se impone al aderezo.

Conseguir lo más difícil, el pescado reciente, obliga a cuidar el aceite, a no recalentarlo ni sobrecalentarlo, pues se descompone, empieza a humear, a encenderse, y produce toxinas nocivas.

Especialidad de Las Brisas es el arroz a la piedra, una aproximación a la bullabesa, un arroz caldoso que se deja tomar aunque un tanto aguado y con exceso de pimentón. Mariscos y pescados son lo mejor de la casa.

RESTAURANTE LAS BRISAS
Dirección: Explanada del Muelle, s/n.
Águilas
Tfno.: 968 41 00 27
Cierra lunes
Precio: 4.000 / 10.000 pesetas.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Perla Real Syrah 2002
Perla Real Syrah 2002

Bodegas Fernández, SA Avda. de Murcia, s/n Jumilla Tf. 968 780 559 e-mail: correo@bod-fernandez.com

(+) Más catas de vinos.