Canal Gastronomía > Noticias > La otra biblioteca

La otra biblioteca

En la calle hace frío. Unas ligeras gotas de agua golpean en la cara a los transeúntes que pelean contra las ráfagas de aire para mantener cerrados sus abrigos. Estoy sentado junto al gran ventanal del bar Altea, esperando a que se caliente mi mano c

26-10-2012 S. GALLEGO

La otra biblioteca

En la calle hace frío. Unas ligeras gotas de agua golpean en la cara a los transeúntes que pelean contra las ráfagas de aire para mantener cerrados sus abrigos. Estoy sentado junto al gran ventanal del bar Altea, esperando a que se caliente mi mano con el calor que desprende la taza de mi infusión. A estas horas de la mañana, los desayunos a base de zumos, tostadas y bollería pasan de un lado a otro.
El local es pequeño. Si no fuese por la terraza con grandes sombrillas que tienen en la calle peatonal -Pérez Casas- durante todo el año, apenas cabríamos treinta clientes.
Mi colega Nicolás, que me ha citado en «el bar que parece una biblioteca», llega puntual. Por lo visto no sabe que la mayoría de los libros que decoran el garito están pegados al mueble y son una mera decoración. Según me cuentan, este era un proyecto artístico en el que, una vez que los cuadros estaban bien fijados en las estanterías, un pintor iba a plasmar un dibujo sobre ellos. Pero a los clientes les gustó así, y así lo dejaron.
Especialmente por las tardes, la parroquia se acerca a tomarse una copa en un ambiente más relajado que el que ofrece Chinatown, Pícaro o En boga. Aquí, el jazz y el rock a un volumen adecuado para la charla distendida suelen ser los compañeros de los gin tónic. Sobre todo la terraza se ha convertido en un lugar de encuentro para las parejas jóvenes que ya empujan carricoches y que no renuncian a un par de copas vespertinas.
Las tardes de fin de semana, la música clasificada por un ordenador deja paso a un profesional en la materia, por lo que los ritmos y el volumen se adecuan más a los gustos de los clientes.
'Punticas' de pan caliente, ensaladillas y latas de conservas para los que se dejen caer a la hora del aperitivo y algunos cócteles como el mojito para los que se dejan caer a todas horas. Cálido y sosegado.


Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Las Reñas Monastrel -Shiraz Crianza ´99
Las Reñas Monastrel -Shiraz Crianza ´99

CNS ROSARIO Avda. de la Libertad, s/n Bullas

(+) Más catas de vinos.