Sobras

Sobras

Un camarero guarda las sobras de una comida para que sus clientes se la puedan llevar / LV

No mucho tiempo ha este país pasó hambre. Quizá del shock colectivo de tal situación nos hayan quedado algunos tics que se MANIfiestan en nuestro comportamiento cotidiano aún hoy.
En tiempos de escasez no hay sitio para las sobras. Las sobras son la comida. Y con suerte. En tiempos de opulencia, las sobras pue den ser más abundantes que lo que, efectivamente, se come.

De ahí quizá que, como nuevos ricos ni nos hayamos planteado la posibilidad de llevarnos a casa lo que no nos comemos o no nos bebemos en un restaurante, a pesar de haberlo pagado. ¡Qué horror! –nos decimos– ; ¡qué van a pensar de nosotros! Aquí, cuan do uno pide unas sobras siempre dice aquello de «es p’al perro, ¿sabe?», no vaya a pensar nadie que somos unos muertos de ham bre. Y dejamos en el plato estupendos trozos de solomillo con los que no hemos podido, o mediadas botellas de vino de a 3.000 la unidad.

Con la llegada del carné por puntos la cosa se pone peor respecto del vino. ¿Qué hacemos: tomarnos sólo dos copas y dejarle al res taurante el resto de la botella, comer en restaurantes donde sirvan el vino por copas y de cualquier marca?

En Inglaterra existe la figura del «pago por el descorche». Uno puede ir a un RESTAURANTE con su botella debajo del brazo. Paga una pequeña tasa por que se la abran y si sobra, con las mismas se vuelve a su home con la bottle. En EE UU es habitual incluso en la alta sociedad de los grandes restaurantes solicitar que le empaqueten a uno las sobras, y los establecimientos están PREPARADOS para ello. Se cuenta que las actrices de la serie Sexo en Nueva York lo hacen siempre que salen a comer fuera.

Aquí, nuestro sentido del rídículo nos lo impide de momento. Aunque ya hay algún restaurante en Madrid que ofrece tal posibilidad como algo normal. Todo es cuestión de atreverse y empezar a solicitarlo. Con las clavadas que nos meten por ahí, sobre todo con el vino, por lo menos que nos lo podamos apurar tranquilamente en nuestra casa en otro momento. ¿O no?


RECETAS

Merluza en tempura y pisto

Merluza en tempura y pistoUn plato sabroso y un bocado delicado... siempre que tengamos cuidado de no pasarnos en la cocción del pescado. En una sartén amplia ponemos a pochar a fuego lento con un poco de aceite la cebolla cortada en una juliana muy fina. A los 10 minutos añadimos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Bares

Bares«Bares, qué lugares ...» reza esta canción que hizo furor hace unos años. Es obvio que sus intérpretes, el grupo Gabinete Caligari, eran chicos de tierra adentro. En caso contrario, su canción podría haber comenzado de otra manera: «chiringuitos, qué

(+) VER MAS.
TRUCOS

Calabaza en los sofritos

Calabaza en los sofritosPruebe a utilizar calabaza cortada en brunoise fina (cubitos muy pequeños) en los sofritos para guisos, arroces o salsas. Haga el sofrito de siempre con cebolla, tomate, ajo y/o pimientos. Cuando esté casi hecho, suba el fuego y añada la calabaza. Remueva ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Heredad Candela Petit Verdot 2004
Heredad Candela Petit Verdot 2004

Bodegas Señorío de Barahonda . Fax: 968 792 351 www.barahonda.com

(+) Más catas de vinos.